Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Instrumento andino música andina
    Tierra de vientos > Instrumentos > Instrumento | Número 20 (Jul.-Ago. 2014)
    Por Edgardo Civallero

Gaita de Otavalo


Gaita de Otavalo

La palabra española "gaita" designa originalmente a una extensa familia de instrumentos de viento de lengüeta doble dotados de odres conteniendo una reserva de aire. Sin embargo, en América Latina el término es empleado, sobre todo en los Andes centrales y septentrionales, para nombrar a distintos aerófonos de la familia de las flautas.

La gaita de Otavalo es una flauta traversa de caña perteneciente a las comunidades de habla kichwa o quechua de la provincia de Imbabura (sobre todo, pero no exclusivamente, del cantón Otavalo), en los Andes septentrionales de Ecuador. Dotada de seis orificios de digitación (que producen una escala muy particular, no temperada), se construye a partir de una pieza de sukus, carrizo o caña que, como ocurre con algunas otras flautas andinas, incluye un muku o nudo natural, el cual se convierte en uno de los rasgos característicos del instrumento. De hecho, el nombre original del aerófono parece haber sido muku pinkillu (flauta con un nudo) o sukus pinkillu (flauta de caña).

Se considera a las gaitas como personas, pues "conversan" entre ellas y pueden "manipular" las emociones de la gente. Hay tres tamaños (y, por ende, tres registros sonoros) posibles: ñañu (flauta pequeña, aguda), pariku (flauta mediana, registro medio) y raku (flauta grande, grave). Tradicionalmente, cualquiera de estos tamaños se toca en parejas, las dos flautas separadas por un pequeño intervalo: la flauta "primera" (la más grave) es masculina y lleva la melodía principal, mientras que la "segunda" (más aguda y femenina) produce la melodía de acompañamiento. En la actualidad se usan muchos tríos, con la flauta "segunda" duplicada. Los instrumentos son periódicamente mojados con aswa o asua (chicha de maíz) para "calmar su sed", lubricar su interior y mejorar el sonido.

El repertorio que se interpreta con las gaitas es tradicional, y si bien a primera vista puede parecer sencillo, dominarlo requiere de muchos años de práctica y experiencia (y, según señala la tradición, de la ayuda de entidades míticas como el "sereno"). La ejecución precisa de frases musicales enteras tocadas en un solo soplo con un delicado vibrato mientras se baila, se marca el ritmo pateando el suelo y se compite con el sonido ambiente de las bulliciosas fiestas populares y con otros intérpretes, todo ello durante horas.

Las gaitas son acompañadas por el kachu (bocina de cuerno), el churu (bocina de caracola), la armónica (adoptada en los 50', y que desplazó al rondador), la guitarra (adoptada para este repertorio en los 80'), la melódica (moderno "piano de boca"), silbidos, zapateo, gritos y canto. Además de las gaitas, en la misma zona suele interpretarse otra flauta traversa, la kucha, hecha de caña tunda, sin nudo muku incluido, más delgada y larga y de tono más agudo que las gaitas, y que no es considerada como una persona, sino como la voz del chuzalunku (espíritu masculino, hijo de los cerros).

Históricamente, la gaita de Otavalo ha sido utilizada en festivales comunitarios y celebraciones rituales. Durante la segunda mitad del siglo XX, y con la notable excepción de algunos grupos (como Ñanda Mañachi) que practicaron y difundieron el aerófono y su repertorio, la gaita fue desapareciendo del ámbito público (en donde recibían más atención instrumentos como el violín, la bandola y la guitarra), aunque seguía siendo enseñada en privado junto a sus tunus o canciones. En los 90', una epidemia de cólera golpeó el valle de Otavalo y acabó con la vida de muchos maestros y cultores de gaita. Los supervivientes de la comunidad de Kotama/Cotama establecieron una escuela de flauta que bautizaron como "Hatun Kotama" y que se ha vuelto famosa merced a un trabajo musical grabado y distribuido por Smithsonian Folkways.

En la actualidad pueden verse bandas de "flauteros" o gaiteros durante las celebraciones del Hatun Puncha - Inti Raymi (entre el 21 y el 26 de junio) en distintos rincones del cantón Otavalo y áreas vecinas (p.e. los cantones Cotacachi, Antonio Ante e Ibarra). Durante esa festividad se incluyen momentos rituales como el armay tuta o baño purificador, la visitas familiares de las "vísperas", y la famosa "toma de la plaza" (una especie de tinku), en donde la presencia de las flautas es indispensable.


Artículo. "¡Así Kotama!" (folleto de CD), en Smithsonian Folkways.
Artículo. "La sabiduría andina en la fiesta y el trabajo", por Luis E. Cachiguango C. En IECTA (Instituto para el Estudio de la Cultura y la Tecnología Andina).
Artículo. "Música e instrumentos en la comunidad de Cotama", en WebCotama.


Imagen 01. Gaitas de Otavalo 01.
Imagen 02. Gaitas de Otavalo 02.
Imagen 03. Gaitas de Otavalo 03.
Imagen 04. Gaitas de Otavalo 04.


Video 01. "Hatun Kotama – Flutes of Otavalo, Ecuador".
Video 02. "Yaku chaka", por flauteros de Cotama.
Video 03. Flauteros de Peguche 2011.
Video 04. Flauteros de Cotama junto a danzas Sisarina de Ilumán 01.
Video 05. Flauteros de Cotama junto a danzas Sisarina de Ilumán 02.
Video 06. "Colombillo", por flauteros de Cotama.
Video 07. "Chalan pugyu", por flauteros de Cotama.
Video 08. Entrevista a los flauteros de Cotama.
Video 09. Flauteros durante el Inti Raymi de Cotacachi (baja calidad).
Video 10. Baile en el Inti Raymi (baja calidad).


Imagen A.


> Arriba    |    > Instrumentos    |    > Portada    |    > In English