Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Historia de la música andina
    Tierra de vientos > Música > Historia | Número 18 (Mar.-Abr. 2014)
    Por Edgardo Civallero

Música andina fuera de los Andes


Música andina fuera de los Andes

Las rutas de la música han ido creando, desde el siglo XVI, una trama densa y rica entre América y el resto del mundo. El nacimiento de la "música andina" –tal y como ese género se entiende en la actualidad– tiene mucho que ver con algunas de esas rutas; concretamente, las que viajan entre los Andes, Buenos Aires y París.

La historia comienza a principios del siglo XX. Empujados por los vientos románticos y nacionalistas que soplaban en la América del Sur de mediados y/o finales del siglo XIX, algunos compositores y músicos "cultos" comenzaron a incluir en sus obras ciertos ritmos "tradicionales", "populares", "indígenas" o "de la tierra" (un ejemplo célebre es el del peruano Daniel Alomías Robles y su "El cóndor pasa"). Con el surgimiento de la radio y las tecnologías de grabación, esas composiciones (generalmente adaptadas al gusto del público urbano, y lejanas de las expresiones verdaderamente tradicionales y genuinas) obtuvieron una mayor difusión. Así se dieron a conocer algunos ritmos andinos, como el huayno, el bailecito, el yaraví o el albazo.

Desde la década de los 20', Buenos Aires resultó un verdadero imán para los músicos de los países andinos, debido sobre todo a sus casas de grabación, a sus productoras discográficas, a sus radios y teatros y a una boyante vida cultural. Fueron muchos los artistas que pasaron por la ciudad, incluyendo la "Misión Peruana de Arte Incaica" de Luis Valcárcel, la Lira Incaica del peruano Alberto Ruiz Lavadenz, los también peruanos Yma Sumac y Moisés Vivanco, el argentino Antonio Pantoja y el boliviano Mauro Núñez. Pero una de las formaciones más influyentes en lo que luego sería el "folklore andino" comercial serían los Hermanos Ábalos, grupo argentino que diseñó e impuso el "conjunto andino" clásico de guitarra, charango, bombo y vientos.

Con la finalización de las contiendas mundiales y el comienzo de la reconstrucción de los distintos países afectados, los artistas sudamericanos comenzaron a llevar sus trabajos a Europa, sobre todo a París. Entre los pioneros se encuentra el grupo paraguayo Los Guaranís, que acompañó a la compañía de folklore latinoamericano del bailarín hispano-argentino Joaquín Pérez Fernández en 1951, durante su visita a Francia. Los Guaranís, que habían aprendido algo de música andina durante su estancia en Buenos Aires en los años 40', se asentaron en la "Ciudad-Luz" y lograron que su versión de "El humahuaqueño" se convirtiese en un verdadero éxito.

Influenciados por los Hermanos Ábalos, Los Incas (luego Urubamba) nacieron hacia 1956 en París, de la mano de los argentinos Carlos Ben-Pott y Ricardo Galeazzi y los venezolanos Elio Riveros y Narciso Debourg. Tanto ellos como el sustituto de Galeazzi, Jorge Milchberg, y muchísimos otros aprendieron música andina en locales como "L'Escale", en la rive gauche parisina, o tocando en las calles (caso de "Uña" Ramos o Jorge Cumbo). Curiosamente, grandes figuras como los hermanos Parra (y músicos como Gilbert Favre) descubrirían muchos de los instrumentos y géneros andinos durante su estancia en París a finales de los 50', y los utilizarían para cimentar la Nueva Canción en Santiago de Chile a mediados de los 60'.

En esa época, la música no tenía, en Europa, el significado político que adquiriría luego. Claro ejemplo era el repertorio de Los Machucambos (finales de los 50'), que tocaban música tropical, o el de Los Chacos, Los Guacharacos, Guillermo de la Roca y Los Calchakis, especializados sobre todo en sonidos de los Andes (inicios de los 60'). A finales de los 60', sin embargo, la música latinoamericana comenzó a asociarse a una posición política de izquierda, popular, indígena y revolucionaria; se difundieron los trabajos de Carlos Puebla (sobre todo la célebre guajira "Hasta siempre comandante"), Atahualpa Yupanqui, Daniel Viglietti, Violeta Parra y Nicomedes Santa Cruz, y creció la fascinación europea hacia "lo indio", una fascinación que fue aprovechada por Los Calchakis para vender discos con el término "indienne" en su título. Grupos bien cimentados, como Los Incas, aprovecharon la nueva oleada de entusiasmo por el binomio "quena + revolución" para lanzar nuevos trabajos, y se fundaron agrupaciones locales, como Los Quetzales (en 1967, por Raymond Thevenot) o Pachacamac (en 1965, por Jean-Pierre Bluteau); esta última llegó a acompañar a cantantes de pop franceses (Maurice Dulac y Marianne Mille) que ganaron fama interpretando temas "revolucionarios" (p.e. "Dis à ton fils", basado en la música de "Quiaqueñita").

Hacia finales de los 60', algunos grupos auténticamente andinos comenzaron a visitar Europa; tal es el caso de los bolivianos Los Jairas (1969) o Ruphay (1972).

Los Machucambos, en Wikipedia [fr].
Los Calchakis, en Wikipedia.
Urubamba (Los Incas), en Wikipedia .
Artículo. "Andean Music, the Left, and Pan-Latin Americanism: The Early History", por Fernando Ríos [en].


Video 01. "Pájaro campana", por Los Machucambos.
Video 02. "La flûte indienne", por Los Calchakis y Los Guacharacos [álbum completo].
Video 03. "El cóndor pasa" (versión original), por Los Incas.
Video 04. "Soncoyman", por Los Chacos.
Video 05. "Lumière violente", por Los Quetzales.
Video 06. "Sin azúcar", por Pachacamac.


Música andina fuera de los Andes

Debido al golpe militar de 1973 en Chile, muchísimos artistas y agrupaciones musicales se exiliaron en Europa: buenos ejemplos son Quilapayún (y Amerindios), Inti-Illimani, Illapu, Isabel y Ángel Parra, Aparcoa, Héctor Pavez, Juan Capra, Trabunche... El golpe militar en Argentina en 1976 desplazaría a otros tantos (p.e. Mercedes Sosa), un proceso que, lamentablemente, se replicaría en otras naciones latinoamericanas. Radicados en España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido o Suecia, los músicos exiliados y recién llegados (p.e. Los Koyas en Francia) se sumaron a los ya residentes (inmigrantes o locales) y fueron presentando sus propuestas y, al mismo tiempo, fusionando sus sonidos con aquellos del lugar que los acogía. Así se gestaron proyectos novedosos, como los de Inti-Illimani en Italia, o se crearon iniciativas locales, como la de Incantation en Reino Unido o la de los bretones de Micamac (fusión céltica-andina) en Francia.

Al mismo tiempo, muchísimos artistas residentes en Sudamérica (sobre todo de Bolivia y Perú) dieron conciertos y recitales en Europa, un punto necesario (ayer y hoy) en el currículum de cualquier solista o grupo que se precie. Esas actuaciones sirvieron, a la vez, para conectar a los emigrados y exiliados (músicos o no) con las formas y estilos musicales de moda en sus terruños natales, y con los nuevos compositores e intérpretes.


Música andina fuera de los Andes

Las duras condiciones socio-económicas reinantes en América Latina en general y en la región andina en particular durante la década de los 80' forzaron a muchísimos músicos a prolongar la duración del proceso migratorio iniciado una década antes. Otros simplemente buscaron una oportunidad de alcanzar el éxito fuera de las fronteras de su país, en donde lo que hacían no eran tan "especial" como lo sería en el extranjero. Fuese como fuese, EE.UU. y Europa occidental (pero también Japón y Australia) recibieron a muchísimos artistas andinos. Fue la época en la que florecieron conjuntos peruanos como Alturas, Takillakta o Alpamayo, o ecuatorianos, como Charijayac, Yarina o Ñanda Mañachi, o bolivianos, como K'ala Marka, o chilenos, como Quimantu, e incluso proyectos mixtos, como el de Bolivia Manta, desarrollado en Francia. Ya no se trataba de la música "andina/latinoamericana" con cierto mensaje político de los 70'; ahora era el turno tanto de las fusiones como de la recuperación de las raíces más puras.


Quilapayún, en Wikipedia.
Amerindios, en Wikipedia.
Héctor Pavez, en Wikipedia.
Juan Capra, en Wikipedia [it].
Los Koyas, en Wikipedia [en].
Alborada (Perú), en Wikipedia.
K'ala Marka, en Wikipedia.


Video 07. "Pido castigo", por Quilapayún.
Video 08. "Amerindios – 1970", por Amerindios [álbum completo].
Video 09. "Tu grito es mi canto", por Amerindios [álbum completo].
Video 10. "Chile", por Aparcoa [álbum completo].
Video 11. "Folclórico popular – 1972", por Héctor Pavez [álbum completo].
Video 12. "Dicen que no caben", por Juan Capra.
Video 13. "Fiesta en los Andes", por Los Koyas.
Video 14. "Women of Ireland", por Micamac.
Video 15. "Nieve en los Andes", por Alturas.
Video 16. "Quiquinmanta", por Takillakta.
Video 17. "Ananau", por Alborada (Perú).
Video 18. "Mashua", por Alpamayo.
Video 19. "Punyaro tushuy", por Charijayac.
Video 20. "De los Andes al Amazonas", por K'ala Marka [álbum completo].
Video 21. "Surtierra", por Quimantu.
Video 22. "Silla mula", por Bolivia Manta.


Música andina fuera de los Andes

Fusiones y raíces andinas puras se convirtieron en una verdadera moda fuera de los Andes. Una moda que, durante los años 90', se combinó perfectamente con las numerosas corrientes New Age que recorrían el planeta. Curiosamente, mientras en Perú y Bolivia triunfaban el estilo romántico de Los Kjarkas y Proyección y el autóctono de Awatiñas y muchos otros y comenzaban a entrar las innovaciones impuestas por grupos como K'ala Marka, en Europa dominaba lo étnico y las combinaciones con estilos como el jazz, la música clásica o el techno. Es la época de grupos como Atahualpa y Senda Nueva en Italia; Ukhamau, Grupo Sal, Wayrakuna y Cusco en Alemania; Los Andinos en Hungría; Ayllu en Croacia; Pachamama en Serbia; Grupo Costa/Costa Manta en Polonia; Inkuyo, Huayucaltia, Inca Son, Ancient Winds, Vientos del pueblo, Inkhay, Perumanta, Quichua Mashis y Raymi Andes (entre otros) en EE.UU.; Ancient Cultures en Canadá; y Perú Inka, Altitud, Chaskinakuy y Sagarnaga en Francia.


Video 23. "Río de Ackamani", por Ukamau.
Video 24. "Quetzal's feather", por Cusco.
Video 25. "Selection of tinkus", por Inkuyo.
Video 26. "Inca warrior", por Inca Son.
Video 27. "Reflections", por Ancients winds.
Video 28. "Rosaura", por Inkhay.
Video 29. "Historia de piedra / Chuquiagomarka", por Perumanta.
Video 30. "Taquirari de la espera", por Altitud.
Video 31. "Tres bailecitos", por Chaskinakuy.
Video 32. "Waka waka", por Sagarnaga.


Música andina fuera de los Andes

Desde la llegada del nuevo milenio, son muchísimas las asociaciones, organizaciones y formaciones que interpretan música andina fuera de los Andes con renovado interés apoyadas sobre todo por la presencia de fuertes comunidades de inmigrantes andinos, por la presencia de las nuevas tecnologías de la información (que permiten, p.e., una mayor difusión de repertorios) y por el fortalecimiento de algunas expresiones musicales comunitarias (sikuris, tarkas). Entre los numerosos grupos presentes en la escena "andina" internacional de la última década pueden mencionarse Kirkincho sp., Wayra/Tuntuna, Ensemble Pachamama, Qhana Pacha, Quijote transandino, Sierramanta y Varsoviamanta en el este de Europa; Miski Pachahuaray, Achalay, Kinua, Taki Kuska, Los K'ayras y Kullawas en Francia; Taquicuna en Alemania; Inka Marka, en Australia; Grupo Chaska, Tierra Blanca, Tikay, Kuraca, Umiusagui, Los Aviones, Chirikumarka, las charanguistas Yukie Hosaka, Mariko Adachi y Chizuru Kakimoto y muchos otros en Japón; y Altipampa, Karumanta Jamuyku, Andean Nation o Andes Manta en los EE.UU.


Blog. "Antimuyu", música andina en Europa [ru].
Blog. "Música andina".


Imagen A | Imagen B | Imagen C | Imagen D | Imagen E

> Arriba    |    > Música    |    > Portada    |    > In English