Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Tradiciones andinas música andina
    Tierra de vientos > Tradiciones > Leyenda | Número 18 (Mar.-Abr. 2014)
    Por Edgardo Civallero

Chaya y Pujllay


Chaya y Pujllay

La Chaya de La Rioja (noroeste de Argentina) está envuelta en antiguos relatos y viejas costumbres; algunas de ellas son de origen Diaguita, la cultura prehispánica que habitó la región; otras son muy posteriores, y han sido creadas por la fértil imaginación popular local. Quizás la leyenda más conocida sea la que tiene como protagonistas a Chaya y a Pujllay.

Una de sus muchas versiones cuenta que Chaya era una joven indígena que un día, dolida por el amor no correspondido hacia Pujllay, un muchacho de su pueblo, despreocupado y algo vividor, se marchó de su comunidad y desapareció en la cordillera andina. Perdida en la alta montaña, terminó convirtiéndose en nube. Se dice que vuelve a visitar a los suyos de la mano de la luna de febrero, bajo la forma de una (muy esperada) lluvia fina que calma los terribles calores que azotan los llanos y los cerros riojanos.

Sabiéndose culpable de la desaparición de la muchacha y sintiendo remordimientos por ello, Pujllay se lanzó a una búsqueda que resultó infructuosa. Terminó emborrachándose día tras día y noche tras noche, hasta que, totalmente intoxicado por la bebida, se derrumbó sobre las llamas de un fogón y murió quemado. Pujllay, pues, es el espíritu vividor, loco y borracho que domina la fiesta riojana y que desaparece incinerado año tras año para volver a aparecer al siguiente esperando, una vez más, encontrar a Chaya.


Artículo. "La leyenda de la Chaya y el príncipe Pujllay", en La Rioja Chayera.


Imagen A.


> Arriba    |    > Tradiciones    |    > Portada    |    > In English