Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Ritmos y estilos andinos música andina
    Tierra de vientos > Ritmos y estilos > Ritmo | Número 15 (Jul.-Ago. 2013)
    Por Edgardo Civallero

Yaraví


Yaraví

El yaraví es un ritmo andino que incorpora raíces incaicas y una profunda influencia española y mestiza. Con su foco principal de creación y dispersión en el departamento de Arequipa (sur del Perú), se lo supone emparentado con otros ritmos similares, como el triste (departamentos de La Libertad, Lambayeque, Piura y Cajamarca, norte del Perú) y la muliza (departamentos de Pasco y Junín, centro del Perú).

En el Tawantinsuyu, el arawi, harawi o jarawi era tanto una expresión individual y/o colectiva de pena profunda con connotaciones fúnebres o de despedida, como un canto de celebración festiva de siembras y cosechas, techados de casa, etc. Era el canto a la vida, al amor, a la tristeza, a la alegría, y a emociones relacionadas con la tierra, la familia y el hogar. De acuerdo a fray Martín de Murúa ("Historia General del Perú", hacia 1616), se cantaba en la siembra y, según Cristóbal de Molina ("Relación de las fábulas y ritos de los Incas", hacia 1575), en fiestas como el aymoray, cuando se trasladaba la cosecha de maíz. De acuerdo a los testimonios de los cronistas, podía ser únicamente vocal o acompañarse con tinyas, antaras, pinkillos y quena-quenas. Felipe Guaman Poma de Ayala ("Nueva corónica y buen gobierno", hacia 1615) menciona varios tipos de arawi: "uaritza-aravi", "aravi-manca", "taqui-cahuia-haylli-aravi"... Bernabé Cobo dejó constancia de que no era un género musical precisamente triste ("los [cantares] que eran de regocijo se decían arabis"), y el Inca Garcilaso de la Vega ("Comentarios Reales de los Incas", hacia 1609) proveyó incluso un ejemplo: "Caylla llapi / puñunqui. / Chaupituta / samusac" (de acuerdo a la traducción del propio autor, "Al cántico / dormirás. / Media noche / yo vendré").

González Holguín ("Vocabulario de la lengua general de todo el Perú", 1608) señaló "haraui" como "cantares de hechos de otros o memoria de los amados ausentes y de amor y afición, y agora se ha recibido por cantares devotos y espirituales". Por su parte, Torres Rubio ("Arte de la lengua quichua", 1619) incluyó "haraui" como "canción".

Con la conquista española y el mestizaje, el harawi dejó de ser una expresión colectiva de alegría o pena y se combinó con los romances tradicionales ibéricos. Se generó así un género nuevo, el yaraví criollo, que quedó asociado a un lugar (Arequipa, Perú) y a una clase social: los lonccos o campesinos criollos. Este yaraví terminó convirtiéndose en un lamento amoroso, con estructuras poéticas específicas y una melodía pentatónica en tono menor que solía ser entonada a dúos por voces masculinas y acompañadas por guitarras y bandurrias.

A finales del siglo XVIII e inicios del XIX, el yaraví se convirtió en uno de los ritmos favoritos del movimiento nacionalista romántico peruano. El poeta Mariano Melgar (1790-1815) lo "descubrió" en las picanterías de Arequipa y lo empleó como base sonora para sus dramáticas quejas de amor, convirtiéndolo en algo definitivamente triste. Al parecer, es en ese periodo cuando se asoció la "tristeza intrínseca" del yaraví con la del "alma india", de humor triste, lecho humilde y comida frugal (una asociación cuya evolución puede observarse a través de distintos artículos publicados en el "Mercurio Peruano" entre 1791 y 1795). Sus letras quedaron desde entonces vinculadas a palomas y tortolitas que se alejan del nido y pierden el amor, a destinos trágicos y a llantos desconsolados.

A principios del siglo XX, el yaraví arequipeño fue sistematizado por el compositor peruano Benigno Ballón Farfán (1892-1957). En la actualidad, los departamentos donde se cultiva con más arraigo son los de Arequipa, Huamanga, Cusco y Huánuco (Perú). La tradición se extendió con muchísima fuerza a Ecuador (en donde formó parte de los repertorios de muchos dúos musicales famosos) y, en menor medida, a Bolivia, Chile y Argentina.


Yaraví, en Wikipedia.
Yaraví arequipeño, en Wikipedia.
Artículo. "Notas para un biografía del yaraví", por Raúl Porras Barrenechea.


Video 01. "Puñales" (yaraví ecuatoriano), por Dúo Benítez-Valencia.
Video 02. "Palomita, ¿dónde vais?" (yaraví arequipeño), por Elena Rojas y Edmundo Loayza.
Video 03. "Mis sufrimientos" (yaraví ayacuchano), por Manuel Ángel Vásquez.
Video 04. "Dos suspiros" (yaraví arequipeño), por Los Errantes de Chuquibamba.
Video 05. "Amargura" (yaraví arequipeño), por Rebeca Pacheco.
Video 06. "Sonkoyman" (yaraví instrumental), por Los Koyas.
Video 07. "A mi madre", por Oswaldo Castillo.


Imagen A


> Arriba    |    > Ritmos y estilos    |    > Portada    |    > In English