Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Tradiciones andinas música andina
    Tierra de vientos > Tradiciones > Fiesta | Número 15 (Jul.-Ago. 2013)
    Por Edgardo Civallero

Aiquile por Todos los Santos


Aiquile por Todos los Santos

A principios del mes de noviembre, la localidad de Aiquile (provincia de Campero, departamento de Cochabamba, Bolivia) concentra un buen número de interesantes celebraciones.

Aiquile es conocida por una variedad de charango ("charango aiquileño") construida por los luthiers locales, que ha alcanzando cierta fama en Bolivia. Aprovechando que durante la celebración de Todos los Santos (1 de noviembre) la localidad es bastante visitada, en 1984 el grupo Jark'iris (en aymara, "cuidadores, vigilantes") recabó los apoyos oficiales necesarios para organizar la primera Feria y Festival Internacional del Charango. Desde entonces, el evento ha ido evolucionando hasta convertirse en un espacio en donde se exponen los trabajos artesanos y se reúnen los mejores intérpretes del instrumento a nivel nacional. El festival busca promover el conocimiento, la construcción y la interpretación del cordófono andino.

De acuerdo a la tradición, el día de Todos los Santos las almas tienen permiso de Dios para visitar sus casas y familias. Se dice que llegan justo a mediodía del primero de noviembre, y que su llegada es delatada por una ligera brisa. Pueden estar un día entero "entre los vivos", y se marchan a mediodía del día siguiente. En todo ese periodo, algunos afirman que la comida no tiene sabor, y que los colores no tiñen.

Para recibirlos, cada familia arma una "tumba", un pequeño altar muy elaborado, en donde se incluye la comida, la bebida, los dulces y hasta los cigarrillos preferidos del difunto. Además, se prepara un banquete para los que decidan visitar la casa y unirse a las oraciones por el descanso eterno de las almas. El rito adquiere mayor importancia en el caso de niños fallecidos, o de cumplirse un año de la muerte del homenajeado. En este último caso, la ceremonia suele denominarse k'anchaku (del quechua k'anchay, "alumbrar, dar luz").

Días antes de la celebración se arregla la tumba del fallecido, se adorna con flores (reales, de papel o de plástico) y se encargan oraciones a las rezadoras. Además, se cocinan las distintas viandas que se servirán y compartirán: uchuku (plato típico que incluye papa, arroz, ají, chuño, lengua de res, pato y pollo), chicha de maní (cerveza de quinua aromatizada con una pasta de maní) y "masitas" o dulces. Además se preparan muchas otras delicias tradicionales locales (sopa de pollo, pastel de papa y de arroz, chillijchi o flores de seibo fritas) y se acopia una buena cantidad de bebidas alcohólicas. Tradicionalmente, a los visitantes se les ofrecía un wich'isito (platillo de barro) de uchuku, un kero (vaso de cerámica) de chicha y una bolsa con "masitas".

Algunas familias arman el altar directamente en el cementerio. Allí se realizan las comidas, ofrendas y rezos, y hasta allí se desplazan familiares y amigos. Todos los Santos es el momento en que las familias de luto lo abandonan: marchando en procesión hasta un sitio determinado, arrojan allí sus prendas oscuras, las pisotean y las queman. También es el periodo en el cual se acuerdan los compadrazgos y comadrazgos. Para ello, los interesados se envían entre ellos unos dulces con siluetas humanas, llamados t'antawawa (en quechua, "niño de pan").

A mediodía del 2 de noviembre se realiza la kacharpaya o despedida, con canto y baile al son de huaynos locales. A veces la fiesta no acaba allí: el homenaje se extiende en lo que se llama mast'aku (del quechua mast'ay, "extender"), una prolongación que se va desvaneciendo con el paso de los días.

A partir del 4 de noviembre, y durante una semana, Aiquile es testigo de la celebración de los kjochis (del quechua qhuchi, "lugar donde hay muchas lagunas", por el sitio en el que se celebra), un festejo que ha evolucionado a partir de antiguos ritos de inicio del periodo de siembra. Al compás de charangos, guitarras y acordeones, se baila la famosa mecapaqueña (danza señorial de origen colonial) y se celebra un reconocido certamen de intérpretes de huaynos y tonadas. Además de la música y el baile, se juega a las impresionantes wayllunk'as, hamacas colgadas de los árboles más altos del pueblo.


Artículo. "Todos Santos", en Aiquile-Jark'iri.
Artículo. "Aiquile, tierra de costumbres y tradiciones", en Honorable Alcaldía de Aiquile.
Artículo. "Aiquile festeja al son del charango", en Bolivia.com.
Artículo. "Todos Santos, la fiesta de los difuntos, de las almitas".
Artículo. "Los constructores de charangos de Aiquile".


Imagen 01. Festival de charango de Aiquile.
Imagen 02. Altar de Todos los Santos en Aiquile.
Imagen 03. Chicha de maní.
Imagen 04. Uchuku de Aiquile.


Imagen A


> Arriba    |    > Tradiciones    |    > Portada    |    > In English