Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
La gente Pueblos andinos
    Tierra de vientos > La gente > Lengua | Número 14 (Mar.-Abr. 2013)
    Por Edgardo Civallero

El origen de un término


El origen de un término

El origen de la palabra "quena" ha sido ampliamente debatido. Curiosamente, la teoría más difundida es aquella que señala que el vocablo procedería del quechua "kjena" o "khoana", que significaría "hueco". La afirmación es parte de una leyenda sin base, propagada por algunos desinformados autores académicos de la primera mitad del siglo XX. Lamentablemente, se ha convertido en uno de los errores más firmemente establecidos dentro del universo de la "música andina".

El término "quena" figura en los diccionarios modernos de lengua quechua como qina o kena, o cualquiera de sus variantes gráficas: k'ena, qëna, qh'ena, ckena, kk'ena o khena. En todos los casos viene traducido como "un tipo determinado de flauta". "Hueco", por su parte, se dice chusaq (o sus variantes gráficas chusaj y chhusac). No existe, pues, ninguna conexión entre ambos términos. Por otro lado, "quena" no es una voz originalmente quechua: su inclusión y su presencia en el quechua parecen ser tardías. En los primeros diccionarios y "artes" elaborados sobre esta lengua indígena, la palabra "quena" no está presente en absoluto. Tal hecho puede comprobarse, p.e., en el trabajo de González Holguín (publicado en 1607). En dicho texto, el segundo escrito en quechua, "flauta" se dice "pincullu", y el término "hueco" ya aparece como "chhusak". Por su parte, en la célebre obra de Torres Rubio (publicada siglo y medio más tarde, en 1754), "flauta" continúa apareciendo como "pincollo" o "pincullu", y "cosa hueca", como "chussac". Ambos términos se han conservado prácticamente intactos hasta la actualidad.

"Quena", en realidad, es una palabra de origen aymara. Se encuentra en la primera obra escrita en esa lengua, el vocabulario recopilado por Ludovico Bertonio y publicado en Juli, Perú, en 1612. En ella se señala "Quena quena, ppia ppia, lutu lutu" como "cosa muy agujereada" y "quena quena pincollo" como "flauta de caña". En la parte castellana del diccionario se indica que "Flauta de caña" se dice "Quena quena" mientras que "Flauta" aparece como "Pincollo". Dado que en la lengua aymara la duplicación de un término es una de las formas de expresar el plural, puede entenderse que, originalmente, quena quena podría significar "muchos agujeros" y quena quena pincollo, "flauta con muchos agujeros".

En resumen, la evidencia documental sugiere que la cultura Aymara designó a una de sus flautas verticales de caña con el nombre de quena quena (como lo sigue haciendo hoy en día) y que dicho vocablo pasó a la lengua quechua para identificar un tipo determinado de aerófono. El término no quedó reflejado en las crónicas coloniales (que usaron "pincullu"; p.e. la lista de instrumentos de Juan de Velasco, hacia 1789), lo cual indica que la transferencia del término entre ambas lenguas habría sido tardío. Figura, sí, en las obras literarias de estilo romántico del periodo republicano (siglos XIX y XX) y, a partir de ese momento allí, se la encuentra en buena parte de los trabajos musicológicos contemporáneos.


Imagen A


> Arriba    |    > La gente    |    > Portada    |    > In English