Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
La tierra Los Andes geografía andina
    Tierra de vientos > La tierra > Historia | Número 14 (Mar.-Abr. 2013)
    Por Edgardo Civallero

Del hueso a la caña


Del hueso a la caña

Las quenas son aerófonos relativamente simples: un tubo abierto (generalmente por ambos lados) con un número variable de orificios y un bisel. Su sencillez las convierte en uno de los instrumentos musicales más tempranos construidos por el hombre, no sólo en las Américas sino en muchas otras partes del mundo.

El etnomusicólogo argentino Rubén Pérez Bugallo indica que entre las quenas más antiguas halladas en yacimientos arqueológicos del área andina se encuentran los instrumentos de hueso dotados de tres orificios y construidos por una sociedad de cazadores, pastores y horticultores de Inca Cueva (Jujuy, noroeste argentino; 2130 a.C.). El mismo instrumento aparece, según el chileno José Pérez de Arce, en manos de una momia en el cementerio de Sequitor (cultura San Pedro de Atacama, norte de Chile).

Durante el periodo Precerámico Tardío (3500-1800 a.C.), junto a este tipo de flautas de tres orificios aparecen las de cinco agujeros, sobre todo en el área de Arica y Tarapacá (norte de Chile); allí se elaboraron en huesos de pelícano. Ambas clases habrían sido empleadas hasta tiempos del Tawantinsuyu o "Imperio incaico".

El músico e investigador boliviano Ernesto Cavour señala la presencia de quenas líticas de la cultura Chicha de Bolivia; algunos ejemplares se conservan en el Museo de Instrumentos Musicales de La Paz. En el actual territorio peruano, la presencia de la quena viene avalada por los descubrimientos de instrumentos de hueso en yacimientos de las culturas Chavín (900-200 a.C.), Mochica (100-800 d.C.), Nazca (100 a.C.-800 d.C.), Chancay (1000-1470 d.C.), Lima (100-650 d.C.) e Inca (1483-1533 d.C.). No sólo aparecen distintos tipos de quenas (con diversos números de orificios y variadas decoraciones incisas), sino que además el aerófono viene representado en la cerámica Moche y Nazca. Por su parte, la cultura Chincha (1000-1450 d.C.) produjo ejemplares de cerámica, que se conservan en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.

Por lo general, estas flautas prehispánicas poseían entre 4 y 6 orificios, y sus biseles podían ser triangulares, en media luna, rectangulares o en forma de U. Si bien el hueso (de distintos mamíferos y aves y, según las leyendas, incluso de seres humanos) y la piedra fueron los materiales que mejor resistieron el paso del tiempo y llegaron a nuestros días, se han hallado asimismo quenas precolombinas de caña, madera y metal. La morfología de estos instrumentos, su sonido y su afinación tienen escasa relación con los de las quenas "estándar" actuales, construidas prácticamente a imagen y semejanza de las flautas europeas. Afortunadamente, en las comunidades campesinas e indígenas andinas (y en muchas áreas urbanas) se siguen interpretando numerosas variantes y formas de quenas que son herederas directas de los antiguos instrumentos prehispánicos.


Artículo. "Quena de hueso", en Museo Chileno de Arte Precolombino.
Capítulo. "Canta la flauta". Libro. "Música en la piedra", por José Pérez de Arce.


Imagen 01. Quena de hueso Chancay 01.
Imagen 02. Quena de hueso Chancay 02.
Imagen 03. Quena de hueso Mochica.
Imagen 04. Quenas de hueso, Museo de Puruchuco (Lima, Perú).
Imagen 05. Quenas de hueso, Museo Regional de Sechín (Ancash, Perú).
Imagen 06. Quenas de hueso Nazca, Museo Regional de Ica (Perú).
Imagen 07. Quena de hueso hallada en Machu Picchu.
Imagen 08. Flauta de hueso de Huacho (Perú), del Museo de Etnografía de Ginebra.
Imagen 09. Quena de hueso del valle de Pachacámac (Perú), en Pontificia Universidad Católica del Perú.
Imagen 10. Vasija Mochica que muestra a un cacahuete con forma humana que interpreta una quena.
Imagen 11. Quena de la cultura Chincha (Perú).


Imagen A


> Arriba    |    > La tierra    |    > Portada    |    > In English