Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Tradiciones andinas música andina
    Tierra de vientos > Tradiciones > Leyenda | Número 11 (Jul.-Ago. 2012)
    Por Edgardo Civallero

Los diablos de Oruro


Los diablos de Oruro

La Diablada en una danza originaria del departamento de Oruro (Bolivia) que actualmente se interpreta en buena parte del área cultural Aymara: norte de Chile (Fiesta de La Tirana), sur del Perú (Fiesta de la Candelaria) y oeste de Bolivia (Carnavales de La Paz y Oruro). Se cree que la actual Diablada tendría sus raíces en una antigua danza del pueblo Uru, conocida como "llama llama" o "lama lama". Se trata de una representación de la lucha entre el Bien y el Mal, personificados por el Arcángel San Gabriel y la Virgen por un lado y una extensa comparsa de diablos y diablesas liderados por Lucifer y Satanás por el otro. La belleza de los atuendos y las máscaras, la espectacularidad del despliegue y las coreografías y la música tradicional llevaron a que la Diablada de Oruro fuese proclamada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO en 2001.

Hay numerosas teorías y otras tantas leyendas acerca del origen de la Diablada. Uno de los relatos más conocidos, relacionado con los diablos de Oruro, es el siguiente.


Cuentan que los antiguos Uru (antecesores, entre otros, de los actuales Chipaya) tuvieron que soportar, en ese tiempo impreciso de las leyendas, una serie de plagas enviadas por el dios Wari, deidad que habitaba en las entrañas de la tierra y que era representada por el fuego y los volcanes.

Desde poniente llegó una serpiente descomunal; desde el oriente, un gigantesco lagarto; desde el norte, un sapo enorme y desde el sur, columnas y más columnas de hormigas. Todas esas enormes plagas buscaban destruir al pueblo Uru y a su tierra natal, esa emplazada en el mismísimo corazón del altiplano andino.

Sin embargo, y para sorpresa de quienes ya se creían cerca de un final inevitable, apareció una ñusta, una "princesa": una joven de piel clara y límpida túnica. Enarbolando una honda warak'a, se enfrentó con valentía la serpiente y la mató, convirtiéndola en piedra. Lo mismo hizo con el sapo y el lagarto, mientras que a las hormigas las transformó en arena.

Y allí quedaron, alrededor de la actual ciudad de Oruro o Uru Uru, antiguo sitio sagrado de los Uru. Las rocas son, en la actualidad, wakas, lugares sagrados en lo alto de los cerros: el sapo quedó en el Jampatu Qullu, el lagarto, en el Jararankani y la serpiente, en el Asurani. Y los arenales rodean toda la villa, tapizando el altiplano.

Wari, vencido, se ocultó en las profundidades de la tierra. Y allí sigue. Los mineros lo llaman "el Tío", e intentan ganarse su confianza y su protección a base de ofrendas de coca y alcohol. Saben que es irascible, que cambia de humor constantemente y que en uno de sus ataques de rabia puede dejarlos sepultados para siempre en las entrañas de los Andes.

Con el paso del tiempo, esos mismos mineros decidieron escenificar la lucha entre el Bien y el Mal, representados por las plagas de Wari que amenazaron a sus antepasados y la ñusta que los salvó de un destino cierto. Pero ya la religión católica había llegado a tierras de Oruro hacía siglos y había influido en todos y cada uno de los rasgos culturales de aquella tierra. Los mineros asimilaron las plagas enviadas por el amo del subsuelo a diablos, y la joven salvadora a la Virgen. Disfrazados de diablos, pues, salen a corretear, saltar y danzar por las calles de Oruro cada año, para Carnavales, y cada año la Virgen y su fiel ayudante, el Arcángel San Gabriel, triunfan sobre esos ejércitos del inframundo.

Sin embargo, no todos los rasgos antiguos se perdieron. Sobre las máscaras de los diablos todavía pueden verse los temidos sapos, lagartos y serpientes de antaño.


Diablada de Oruro, en Wikipedia.
Artículo. "Cuando el mito y la leyenda se convierten en la danza de la diablada", en La Patria en línea.
Artículo. "Origen de la diablada", en MiCarnaval.net.
Artículo. "Mitología andina de los Urus".


Imagen A.


> Arriba    |    > Tradiciones    |    > Portada    |    > In English