Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Historia de la música andina
    Tierra de vientos > Música > Historia | Número 11 (Jul.-Ago. 2012)
    Por Edgardo Civallero

Introducción a la música de los Carnavales andinos


Introducción a la música de los Carnavales andinos

Dentro del calendario litúrgico cristiano, la Cuaresma ocupa las seis semanas anteriores a la Pascua. Se trata de un periodo caracterizado por la penitencia y el ayuno. Durante la Edad Media europea, antes del comienzo de la Cuaresma se celebraba una festividad en donde el exceso, el descontrol, la lujuria, la glotonería y la embriaguez eran las normas, y que derivaría de las Saturnales y Bacanales romanas. Así nacieron los Carnavales, que en áreas concretas fueron incluyendo tradiciones pre-cristianas (célticas, indígenas prehispánicas) y que en la actualidad tienen lugar entre los últimos días de febrero y los primeros de marzo.

En los Andes, la celebración fue impuesta en el siglo XVI por los conquistadores europeos y los misioneros católicos. En todos los territorios cordilleranos, los Carnavales (como fiesta cristiana) intentaron aplastar ceremonias y creencias de los pueblos indígenas (p.e. el Pawkar Raymi del actual Ecuador), un objetivo que no lograron: a la postre, la festividad europea terminó sirviendo de "tapadera" o fundiéndose con las locales, y adquirió unas características particulares que la vuelven única e inconfundible.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

Dentro de la cosmovisión andina existe un "mundo de arriba" (hanaqpacha, en quechua, alaxpacha en aymara), un "mundo de abajo" (ukupacha en quechua, manqapacha en aymara) y el mundo en el que viven los seres humanos (kaypacha en quechua, akapacha en aymara). En el "mundo de abajo" habitan los muertos, los dueños de la música (p.e. el Sereno), los saxra (espíritus oscuros) y los "dueños de las minas" (en aymara, anchanchu).

Con la llegada de la religión católica a los Andes, los religiosos encontraron que podían usar esa división espacial tradicional para explicar sus conceptos de "cielo" e "infierno". De esta forma poblaron el hanaqpacha/alaxpacha de arcángeles y ángeles y convirtieron al ukupacha/manqapacha en un lugar terrible, habitado por demonios. Sin embargo, no existía un "infierno" como tal dentro del pensamiento nativo andino (en realidad, tampoco existía un "paraíso"), de modo que los pueblos indígenas asimilaron al diablo cristiano como un personaje "travieso".

Con el paso del tiempo se produjo un fuerte sincretismo entre las imágenes cristianas y las deidades indígenas. De esta forma, las sociedades andinas identificaron a la Pachamama, la "Madre Tierra", con la Virgen. Por su parte, el anchanchu (vinculado con una antigua deidad conocida como Wari) se convirtió en el Diablo occidental y, en la actualidad, es conocido en Bolivia como "el Tío".

Todos estos personajes pasaron a protagonizar las celebraciones de las Carnestolendas andinas, en algunos sitios con más fuerza que en otros.

Desde tiempos inmemoriales, los principales festejos y ceremonias de los pueblos ganaderos y agricultores andinos se concentraron sobre todo en el periodo anual conocido en aymara como jallu pacha y en quechua como ruphay pacha, el tiempo del calor y de las lluvias (entre noviembre, Fiesta de Todos los Santos y febrero, Carnaval). Las autoridades coloniales prohibieron esos y muchos otros festejos por ser considerados idólatras y paganos. Pero no desaparecieron: simplemente pasaron a ocultarse bajo disfraces y nombres cristianos. Y bajo el Carnaval pasaron a guarecerse todas las celebraciones del periodo de jallu pacha, en especial las de agradecimiento a la Pachamama (o, lo que es lo mismo dentro del universo andino, a la Virgen), pero también aquellas en las que salen, de las entrañas de la tierra, los "diablos", los espíritus del inframundo, dueños de la alegría y la música.


Carnaval, en Wikipedia.
Artículo. "La fiesta de Carnaval en los Andes", por Guillermo Llerena.
Artículo. "El carnaval en los Andes, espacio de vida y muerte", en La Razón.
Artículo. "El carnaval: una fiesta popular por excelencia", en El Diario de los Andes.
Artículo. "Anata o carnaval andino", por David Mendoza Salazar.
Artículo. "La anata, carnaval andino", en Compartiendo culturas.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

En los Andes de Bolivia, los Carnavales más importantes son los de Oruro, Tarija, La Paz, Potosí, Vallegrande y Cochabamba. Allí se conocen como anata (en aymara) o jatun raymi (en quechua). El Carnaval de Oruro ha sido declarado "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad" por la UNESCO. Allí se honra a la Virgen de la Candelaria ("Virgen del Socavón") y se desarrolla una espectacular danza, la antigua "lama lama", convertida hoy en la famosa Diablada. Se calcula que anualmente participan en la fiesta unos 30.000 danzantes, 10.000 músicos y medio millón de asistentes. Con la ciudad totalmente ocupada, las calles se transforman en un continuo desfile de comparsas que interpretan todo tipo de ritmos y bailes folklóricos bolivianos, incluyendo las populares morenadas y caporales, los tinkus y las kullahuadas.

En Tarija, el Carnaval incluye los "encuentros de comadres y compadres" (que se celebran también en Argentina y se conocen como "topamientos"). Aparecen, en esas fechas, instrumentos tradicionales de la región, como el erque, el erkencho, la caja y la kamacheña, se danzan rondas y se cantan coplas picarescas. En La Paz, la celebración del Carnaval imita, en cierta forma, al de Oruro, con multitudinarios desfiles de comparsas, aunque en esa ciudad los protagonistas principales de la fiesta son los bailarines de ch'utas. Si bien se hace mayor hincapié en el folklore netamente paceño, abundan los ritmos más apreciados por el gran público: morenadas, caporales y sayas. En Potosí se celebra el "Carnaval Minero" o "Bajada del Tata K'ajchu": la participación de fraternidades mineras es notoria, así como las danzas propias del área Quechua de Bolivia. Por su parte, Vallegrande (departamento de Santa Cruz) aporta las famosas "coplas picantes", que se han hecho famosas en toda Bolivia. Finalmente, en Cochabamba tiene lugar el "carnaval valluno" o "Corso de los Corsos", con grandes desfiles.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

Buena parte de los conjuntos folklóricos bolivianos de las últimas dos décadas han recogido en su repertorio y en sus producciones la música de los Carnavales. Grupos como Los Kjarkas, Proyección o Tupay han dedicado trabajos monográficos al tema, mientras que otros artistas (tanto bolivianos como foráneos) se han dedicado a rescatar algunos aspectos del mismo, como el Carnaval de Betanzos (Inkallajta, Jach'a Mallku, Rijchariy, Rimay's, Alejandro Cámara y el grupo Semilla), el de Vallegrande (Inti de Bolivia, Proyección Kjarkas), el de Uyuni (Luis Rico, Música de Maestros), el de Achiri (Boliviamanta), el de Potosí (Eric Terrades, Florindo Alvis), el de Oruro (Malkuri, Marcelo Peña), el de Tarija (Enriqueta Ulloa) o el de Chichas (Mario Anagua). Otras agrupaciones han recogido algunos de los ritmos más populares de las Carnestolendas bolivianas, como los ch'utas, las morenadas, los "carnavales vallunos" y los caporales: tal es el caso de Yara, Alaxpacha, Ch'uwa Yacu, Los Masis, Aldana, Fortaleza, Maya Andina, Andino de Oruro, Awatiñas, Yuri Ortuño, Bonanza, Hiru Hicho, Chuma Q'hantati, Grupo Coca, Grupo Femenino Bolivia, Chuymampi, Ayopayamanta, K'ala Marka, Mallku de los Andes, Rumillajta, Savia Andina, Amaru, Zulma Yugar o Betty Veizaga.


Carnaval en Bolivia, en Wikipedia.
Carnaval de Oruro, en Wikipedia.
Diablada, en Wikipedia.


Imagen 01. Carnaval de Oruro.
Imagen 02. Diablada de Oruro.
Imagen 03. Morenada de Oruro.
Imagen 04. Carnaval de Tarija.
Imagen 05. Carnaval de Potosí 01.
Imagen 06. Carnaval de Potosí 02.
Imagen 07. Carnaval de Potosí 03.
Imagen 08. Carnaval de Cochabamba.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

En Argentina, la celebración de los Carnavales andinos se concentra en la región noroeste del país, en especial en las provincias de Jujuy, Salta y La Rioja. En la primera son célebres los Carnavales de la Quebrada de Humahuaca, que han dado tema a numerosas canciones (entre ellas las famosas "El humahuaqueño" y "El quebradeño"), aunque las fiestas se celebran en todo el territorio provincial y tiene interesantes variantes en áreas como la puna (Casabindo) o los valles orientales (Iruya). El festejo incluye el desentierro del "diablo del Carnaval" o pujllay (un muñeco que simboliza el espíritu de la fiesta), los juegos de harina y agua, las bebidas y comidas regionales, las comparsas de anateros y zampoñeros, y los festivales musicales. El Domingo de Tentación se vuelve a enterrar al pujllay "hasta el año". En La Rioja, la festividad se conoce como "chaya riojana", y mantiene el modelo humahuaqueño, aunque conserva muchas más tradiciones antiguas y el repertorio musical es ligeramente diferente al interpretado en Jujuy. Por último, en los Valles Calchaquíes (provincia de Salta) el Carnaval asume una forma característica: en todos los pueblos del área se entonan viejas vidalas y bagualas al son de cajas y erkenchos.

Los músicos que mejor han recogido los toques carnavaleros son Jaime Torres, Fortunato Ramos, Los Tekis, Los de Jujuy, Los Laikas, Tomás Lipán, Gustavo Patiño y Sergio Galleguillo. En cuanto a las coplas y vidalas del Carnaval Calchaquí, quizás la mejor representante actual sea Mariana Carrizo, con el brillante antecedente de la investigadora Leda Valladares, que hizo una espléndida recolección etnográfica de ese repertorio tradicional.


Carnaval en Argentina, en Wikipedia.
Carnaval de Humahuaca, en Wikipedia.
Artículo. "La chaya riojana", en Nuestras Raíces.


Imagen 09. Carnaval de Humahuaca 01.
Imagen 10. Carnaval de Humahuaca 02.
Imagen 11. Carnaval de Tilcara (Jujuy) 01.
Imagen 12. Carnaval de Tilcara (Jujuy) 02.
Imagen 13. Carnaval Valles Calchaquíes.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

En Colombia destaca el Carnaval de Negros y Blancos, la fiesta más importante del sur del país, originaria de San Juan de Pasto (departamento de Nariño) y declarada "Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad" por la UNESCO en 2009. Otro Carnaval importante del área andina colombiana es el llamado "Carnaval del Diablo", celebrado en la localidad de Riosucio (departamento de Caldas).


Carnaval en Colombia, en Wikipedia.
Carnaval de Negros y Blancos, en Wikipedia.
Carnaval de Riosucio, en Wikipedia.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

En Chile, el Carnaval andino se celebra sobre todo en el Norte Grande (regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta), territorio principalmente Aymara, en donde se lo suele conocer como anata. Son célebres los de Putre y Socoroma, por la presencia de grupos de tarkas, sikuras y lichiguayos, los de Chiapa, Iquique y Mamiña y los de Calama. Menos tradicional, en Arica se celebra el Carnaval "Con la fuerza del Sol", un evento internacional que convoca comparsas y fraternidades de Chile, Bolivia y Perú para un encuentro de color, danza y música. Por su parte, en el Norte Chico (regiones de Atacama y Coquimbo) se celebra el "Santo Carnaval" atacameño, que mantiene un puñado de tradiciones propias de la región y heredadas de las culturas Atacameña y Diaguita.

El grupo Illapu ha recogido buena parte de las tradiciones del Carnaval de la localidad de Chiapa (junto al compositor Osvaldo Torres) y de otros pueblos de su norte natal. No han sido los únicos: la mayor parte de los conjuntos folklóricos chilenos se han hecho eco de los sones del Norte Grande, incluyendo el Conjunto Folklórico de la Universidad del Norte, Inti-Illimani, Kamac Pacha Inti, Curacas, Markamaru, Guamary, Arak Pacha, Chañar, Quilapayún, Huara y Chuccuruma.


Cultura de Chile (sección "Carnavales"), en Wikipedia.
Carnaval con la Fuerza del Sol, en Wikipedia.
Artículo. "El Santo Carnaval Atacameño, la tradición de la alegría", en LoActual.


Imagen 14. Carnaval en el Norte Grande.
Imagen 15. Carnaval de Atacama.
Imagen 16. Carnaval de Arica.


Introducción a la música de los Carnavales andinos

En Perú destacan, por su valor cultural, el "Carnaval Chico" o "Kashua de San Sebastián" de Juliaca (departamento de Puno), el Carnaval ayacuchano (departamento de Ayacucho), el de Santiago de Pupuja (departamento de Puno), el de San Pablo (departamento del Cusco), el de Abancay y el de Marco (departamento de Junín); todos ellos proclamados "Patrimonio Cultural de la Nación". Los más populares, sin embargo, son el Carnaval huantino y el huamanguino (departamento de Ayacucho), el apurimeño y el andahuaylino (departamento de Apurímac), el huancavelicano (departamento de Huancavelica), el cajamarquino (departamento de Cajamarca) y el de Puno, que coincide con la celebración de la fiesta de la Virgen de la Candelaria.

Las celebraciones incluyen desfiles de "pandillas", "patrullas" y comparsas (siendo los más espectaculares, sin duda alguna, los del Carnaval de Puno); los juegos de agua, talco y pintura; las comidas y bebidas tradicionales (como la "chicha de jora"); las coplas carnavaleras picarescas; la unsha, yunsa o "cortamontes" (árbol ceremonial que se cubre de regalos); deportes como el paki (lucha de puños) o el siqullu o "secollo" (duelo de látigos); figuras como "Ño Carnavalón" (el espíritu de la fiesta); y bailes populares al son de las diferentes agrupaciones musicales regionales.

Entre los ritmos propios de los Carnavales destacan, en Puno, la pandilla puneña, el carnaval de Arapa y el de Qopamayo, el q'ajelo (k'ajelo, karabotas), la wifala, las tarkeadas, las chakalladas, las pinkilladas y los ch'ullas, y en la Sierra central, los carnavales huamanguinos, los huaylarsh y los huaynos.

Famosos en el repertorio peruano son el Carnaval de Icho (Conjunto Orquestal Puno), el de Tinta (Conjunto Perú Folklórico, Raymond Thevenot), el de Arequipa (Inkaquenas, Grupo Blanco y Negro), el chanka (Los Chankas), el de Socca (Alejandro Vivanco, Centro Musical Teodoro Valcárcel), el de Canas (Centro Qosqo de Arte Nativo), el de Apurímac (Quillapas), el de Ampay (Perumanta), el de Turpo (Expresión Andina), el andahuaylino (Dúo Andahuaylas), el de Arapa (Cuerdas del Lago, Takillakta), el de Tambobamba (Lira Paucina, Martina Portocarrero), y el de Canaybamba (Conjunto Condemayta de Acomayo).


Carnaval en Perú, en Wikipedia.
Carnaval de Cajamarca, en Wikipedia.
Carnaval ayacuchano, en Wikipedia.
Carnaval de Juliaca, en Wikipedia.
Carnaval de Tacna, en Wikipedia.
Carnaval de San Pablo, en Wikipedia.
Artículo. "Carnavales huantinos", en Armonía Huanta.


Imagen 17. Kashua de San Sebastián.
Imagen 18. Carnaval de Ayacucho.
Imagen 19. Carnaval de Huanta.
Imagen 20. Carnaval de Abancay.
Imagen 21. Carnaval de Puno 01.
Imagen 22. Carnaval de Puno 02.


Resulta imposible resumir con propiedad, en un único artículo, la inmensa variedad de expresiones culturales y musicales relacionadas con el Carnaval que se dan en la América andina. Sin embargo, basta con dejar esbozados algunos caminos que permitan adentrarse en este intrincado universo de canciones, danzas, disfraces, amoríos y jolgorios.


Imagen A | Imagen B | Imagen C | Imagen D | Imagen E | Imagen F | Imagen G | Imagen H


> Arriba    |    > Música    |    > Portada    |    > In English