Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
La gente Pueblos andinos
    Tierra de vientos > La gente > Lengua | Número 09 (Mar.-Abr. 2012)
    Por Edgardo Civallero

El aymara


El aymara

El aymara (aymar aru) es una lengua de la familia aymara (junto con dos lenguas peruanas en riesgo de desaparición, el jaqaru y el kawki) que se habla en la Meseta del Collao: el altiplano boliviano, el sur de Perú, el norte de Chile y algunos sectores del noroeste de Argentina. De acuerdo a Ethnologue, cuenta con unos 2,2 millones de hablantes, de los cuales 1,8 millones residen en Bolivia. Allí es lengua oficial desde 2009, mientras que en Perú es lengua co-oficial desde 1993.

Los investigadores piensan que el aymara sería originario de la Sierra central peruana, y que se habría extendido hacia el sur como lingua franca con la expansión del Imperio Wari o Huari (siglos VII-XIII). Habría sido reemplazada luego por el quechua en los alrededores de Cusco, pero siguió siendo hablada desde Arequipa (Perú) hasta el lago Poopó (Bolivia), al menos hasta la llegada de los conquistadores españoles. A partir de entonces se retrajo en el norte pero, merced a la inmigración, se expandió hacia el sur (Norte Grande de Chile y noroeste de Argentina).

La primera mención a la lengua como “aymara” aparece en las publicaciones que siguieron al III Concilio Provincial de Lima (1582), como confesionarios o doctrinas. Aún no se sabe a ciencia cierta de donde procede el término: sería, según algunos, la denominación de un grupo étnico. Definitivamente, no proviene de las voces jaya-mara-aru (en aymara, supuestamente, “lengua de los antepasados”), como establecen algunas fuentes.

El jesuita Ludovico Bertonio propagó la denominación con la publicación de dos de las más tempranas obras escritas en aymara: el “Arte de la lengua Aymara”, al que siguió el “Vocabvlario de la lengva aymara”, ambos impresos en 1612 en Juli (departamento de Puno, Perú), muy cerca del lago Titicaca, en el antiguo territorio del reino Lupaqa (Lupaca).

Como en la época de Bertonio, para la escritura del aymara se emplea hoy el alfabeto latino, del cual se han experimentado hasta 30 combinaciones diferentes, buscando expresar las complejidades fonéticas de la lengua. En la actualidad en Bolivia se suele usar el alfabeto unificado del SENALEP (Servicio Nacional de Alfabetización y Educación Popular), creado en 1983 y que incluye 3 vocales y 26 consonantes.

Desde un punto de vista lingüístico, el aymara es un idioma polisintético, es decir, aglutinante en grado sumo. A través de la unión de raíces y grandes cantidades de afijos, pueden formarse “palabras” que en realidad son frases completas.

Aruskipasipxañanakasakipunirakispawa
Creo que es necesario que todos nosotros hagamos el esfuerzo de comunicarnos

La lengua posee una estructura SOV (sujeto-objeto-verbo). Cuenta con 4 personas gramaticales, y emplea numerosos sufijos como marcas de certeza en el discurso: a través de ellas puede saberse si el hablante está seguro de lo que dice o si tiene dudas. Dos de las características más notorias del aymara son, por un lado, la caída o supresión de vocales al final de raíces o sufijos, lo que a veces provoca la unión de varias consonantes seguidas...

Wawanakmapjtwa
Somos tus hijos

...y, por el otro, el hecho de que se considere que el pasado está en frente y el futuro a espaldas del hablante, una visión opuesta a la occidental que se traduce en varios rasgos lingüísticos y se basa en el hecho de que, de acuerdo a los Aymara, el pasado puede verse (por ende está frente a los ojos del hablante) y el futuro no.

A continuación se listan algunos ejemplos de la lengua:

Istikux tatapat juk’amp jach’awa
Esteban es más grande que su padre

Qullu iramnam aywikipawayi
Las ovejas se dispersaron por las laderas del cerro

Qullqx marpachatakiw jaytä
Dejaré el dinero para todo el año

Jupanakax law pallañapaxapaw utji
Tienen que recoger leña

Niya ch’uq ch’uxñapti
La papa se está poniendo verde

Janiñ k’awn alamti
Ya no compres huevos

Los trabajos más importantes sobre el aymara fueron realizados por la Escuela de Florida, encabezada por Martha Hardman y de cuya tarea es continuador Juan de Dios Yapita en el ILCA (Instituto de Lengua y Cultura Aymara). Existe una creciente cantidad de literatura producida y traducida al aymara; el idioma se usa además en programas radiales y televisivos, en páginas web (p.e. la Wikipedia) y en programas informáticos. Y, evidentemente, está presente en la tradicional oral: cuentos, leyendas e historias en las que la lengua se ha refugiado desde hace siglos.

Uno de esos relatos tradicionales y populares es Kunturimp tawaqumpi (“El cóndor y la joven”). A continuación se ofrece el inicio del mismo, tomado del libro “Literatura quechua y aymara” de Donato Gómez Bacarreza.

Nayrapachax uywanakax jaqir tukusaw sum parlt’asipxirin siwa. Ukapachanakax sapa uruw mä tawakux uywanakap awatinir sariritayna. Ukjamat sapa uruw siniy panpan sapak tawaqux qapusis uyw awatirin siwa.

“Hace mucho tiempo, dice que los animales se transformaban en personas y hablaban igual que nosotros. En esas épocas, una joven solía pastar su ganado todos los días; además, hilaba sola en esa altiplanicie”.


Idioma aimara, en Wikipedia.
Mapa. Distribución de la lengua aymara.
Ludovico Bertonio, en Wikipedia.
Sitio Wikipidiya (Wikipedia en aymara).
Sitio ILCA (Instituto de Lengua y Cultura Aymara).
Diccionario bilingüe castellano-aymara, por Félix Layme Pairumani.
Artículo. “El idioma de los aymara”, por J. P. Arpasi. En Aymara Uta.
Artículo. “La lengua aymara”, en Ilcanet.
Libro. “Aymara: compendio de estructura fonológica y gramatical”, por Martha J. Hardman, Juan de Dios Yapita y otros. En Vitanet (Biblioteca Municipalidad Vitacura, Chile).


Video 01. “Lenguas”, corto documental sobre la discriminación de la lengua Aymara.
Video 02. Cortometraje (cuento) en lengua aymara.
Video 03. Reglas de la escritura aymara.
Video 04. Huayno en aymara.
Video 05. Programa televisivo en aymara.
Video 06. Spot publicitario en aymara.


Imagen A


> Arriba    |    > La gente    |    > Portada    |    > In English