Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
La tierra Los Andes geografía andina
    Tierra de vientos > La tierra > Geografía | Número 09 (Mar.-Abr. 2012)
    Por Edgardo Civallero

El altiplano boliviano


El altiplano boliviano

La puna o altiplano boliviano forma parte de la Meseta del Collao, una altiplanicie que se extiende desde el sur del Perú hasta el norte de Chile y el noreste de Argentina, y cuyo nombre, según algunos autores, derivaría del aymara qullawi, "lugar de los Colla", siendo los Colla o Qulla uno de los principales reinos Aymara asentados en torno al lago Titicaca.

Es el Titicaca el que abre una brecha en la cordillera de los Andes, que desciende hacia el sur desde el Perú hecha una sola cadena, y la divide en un manojo de varios cordones montañosos. Entre esos cordones se extiende el altiplano, una llanura situada a una altitud que oscila entre los tres y los cinco kms. y que, en Bolivia, está enmarcada por las cumbres que jalonan las tres ramas andinas que recorren el país.

Es un paisaje desolado y agresivo, caracterizado por un clima frío, escasas precipitaciones y la presencia constante de salinas y desiertos. Su mitad norte (departamentos de La Paz y Oruro) está dominada por la presencia del Titicaca, el río Desaguadero y dos lagos de agua salobre, el Uru Uru y el Poopó. Hacia el sur, el altiplano se desertifica y aparecen los salares de Coipasa y Uyuni o Tunupa (el mayor del mundo). Esa mitad (departamento de Potosí) se ve atravesada por un puñado escaso de ríos de curso variable (el Grande de Lípez, el Pucamayu, el Lauca, el Lacajahuira) y salpicada por lagunas como la Colorada o la Q’ara.


Altiplano (Andes Centrales), en Wikipedia.
Departamento de La Paz, en Wikipedia.
Departamento de Oruro, en Wikipedia.
Departamento de Potosí, en Wikipedia.
Titicaca, en Wikipedia.
Río Desaguadero (Titicaca), en Wikipedia.
Lago Uru Uru, en Wikipedia.
Lago Poopó, en Wikipedia.
Salar de Coipasa, en Wikipedia.
Salar de Uyuni, en Wikipedia.


Imagen 01. Salar de Uyuni 01.
Imagen 02. Salar de Uyuni 02.
Imagen 03. Salar de Uyuni 03.
Imagen 04. Salar de Uyuni 04.
Imagen 05. Salar de Coipasa.
Imagen 06. Lago Poopó (con flamencos).
Imagen 07. Lago Poopó.
Imagen 08. Lago Titicaca 01.
Imagen 09. Lago Titicaca 02.
Imagen 10. Laguna Colorada.


La flora es esteparia, con especies como la tola, la yareta, algunas cactáceas y los pajonales de ichu y paja brava. Entre la fauna altiplánica se encuentran el armadillo o quirquincho (kirkinchu), el flamenco andino (parina o pariwana), el cóndor (kuntur o mallku), el puma, la vicuña, la llama (qarwa), el zorro, el avestruz andino o suri, la vizcacha de montaña (wisk’acha) y la chinchilla.


Imagen 11. Tola (Baccharis tola).
Imagen 12. Ichu (Stipa ichu).
Imagen 13. Quirquincho (Chaetopractus nationi).
Imagen 14. Flamencos andinos (Phoenicopterus andinus).
Imagen 15. Cóndor andino (Vultur gryphus).
Imagen 16. Vicuña (Vicugna vicugna).
Imagen 17. Suri (Pterocnemia pennata).
Imagen 18. Vizcacha de las montañas (Lagidium viscacia).


La economía de la región se basa sobre todo en la extracción de sal y de minerales como potasio, litio, estaño, plata, cobre, tungsteno, antimonio o zinc. La agricultura se centra principalmente en cultivos tradicionales: tubérculos como la papa (con sus subproductos, el chuño y la tunta, deshidratados por congelación), la oca (con un subproducto similar al chuño, la khaya) y el olluco o papalisa; granos como la cebada, el trigo, la quinua, la kiwicha y la cañihua (kañiwa); y legumbres como las habas y las arvejas. Los ganaderos se ocupan de la cría de llamas y vicuñas, además de los tradicionales rebaños de ovinos y caprinos, las vacas y los cerdos.


Imagen 18. Variedades de papas y otros tubérculos andinos.
Imagen 19. Chuño.
Imagen 20. Oca (Oxalis tuberosa).
Imagen 21. Olluco (Ullucus tuberosus).
Imagen 22. Quinua (Chenopodium quinoa).


Un recorrido por el mapa del altiplano boliviano delata la presencia Aymara a través de los topónimos: Challapaya, Acopata, Pusi Huanko, Chilahuala, Unupata, Colliri, Totorani, Maramara, Aullagas, Quillacas... Sin embargo, esa misma región es también la tierra del pueblo Uru o Chipaya, una cultura indígena hoy minoritaria asentada en las provincias Carangas y Sabaya (departamento de Oruro).

Las ciudades y pueblos más importantes de la región son La Paz (capital de la nación), El Alto (antigua barriada satélite paceña hoy convertida en ciudad), Oruro (capital departamental y sede del famoso Carnaval) y Challapata. Entre los principales atractivos turísticos del área se cuentan, en el departamento de Potosí, la Reserva Nacional de Fauna Andina “Eduardo Averoa” (provincia Sud Lípez), con paisajes volcánicos y esteparios característicos de todo el altiplano sur; y el ya mencionado Salar de Uyuni y sus alrededores. En el departamento de Oruro, la visita obligada es la villa de Oruro durante la celebración de los Carnavales; sin embargo, los alrededores del lago Poopó (santuario de Quillacas, Challapata) son recomendables, tanto por las vistas al lago como por la gastronomía tradicional. Finalmente, en la altiplanicie paceña caben destacar los restos arqueológicos de Tiwanaku/Tiahuanaco, cultura antecesora de los reinos Aymara; poblaciones vecinas al lago Titicaca, como Achacachi, Carabuco, Guaqui o Jesús de Machaca; y, por supuesto, la ciudad de La Paz en cualquier momento del año, pero sobre todo durante las “entradas” o desfiles folklóricos (como las de la Fiesta del Gran Poder) durante los cuales pueden apreciarse las danzas y los ritmos y estilos musicales más tradicionales del país.


La Paz, en Wikipedia.
El Alto, en Wikipedia.
Oruro, en Wikipedia.
Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Averoa, en Wikipedia.
Carnaval de Oruro, en Wikipedia.
Fiesta del Gran Poder, en Wikipedia.


Imagen 23. Paisaje de Sud Lípez.
Imagen 24. Paisaje en las cercanías de Uyuni.
Imagen 25. Salar de Chiguana, en el altiplano de Sud Lípez.


El altiplano boliviano es un espacio de paisajes casi mágicos que atesora riquezas naturales y culturales únicas. Es cuna de historias y leyendas transcurridas en sus salares y desiertos. Y es donde música, canto y danza rinden homenaje a esos paisajes y a esas historias.


Imagen A


> Arriba    |    > La tierra    |    > Portada    |    > In English