Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Tradiciones andinas música andina
    Tierra de vientos > Tradiciones > Fiesta | Número 08 (Nov.-Dic. 2011)
    Por Edgardo Civallero

El tinku


El tinku

El tinku (en quechua, “encuentro, unión de personas o cosas”; en aymara tinkuña, “encontrarse los bandos contrarios”) es una ceremonia que tiene lugar en varias localidades del departamento Potosí (Bolivia) en fechas preacordadas por los colectivos o grupos participantes. El tinku más famoso, el celebrado en el pueblo de Macha (provincia de Chayanta), tiene lugar el 3 de mayo, coincidiendo con la Fiesta de la Cruz. Pero también se celebran en Maragua, Pocoata y Ocurí (provincia de Chayanta), Chayanta, Aymaya y Panacachi (provincia de Rafael Bustillo), Caripuyu y Sacaca (provincia de Alonso de Ibáñez), Toracarí, Moscar, Carasi, Micani y Toro Toro (provincia de Charcas), y Acasio (provincia de Bilbao).

Se trata, como su nombre indica, de un encuentro entre dos parcialidades de un mismo ayllu (clan extendido andino) o entre distintos ayllus (entendidos hoy como “grupos étnicos”, p.e. los Laymes y los Jukumanis). El evento incluye cantos, bailes, y el acontecimiento central: las luchas. Si bien para los ojos de los observadores externos tales luchas puede parecer combates brutales y despiadados, se trata de un ritual en el cual los bandos se enfrentan a golpes en la creencia de que, con la sangre derramada (o, en tiempos no tan antiguos, con las vidas cobradas) se alimentará a la Pachamama (en quechua, “la madre de la tierra, del universo”) y se potenciará su fertilidad. La ausencia de sangre es tomada como un mal presagio, augurio de sequías y cosechas escasas. Por otro lado, los tinkus también han servido para solventar diferencias entre comunidades, especialmente en cuanto a la delimitación de los diferentes territorios o el uso de determinados recursos naturales, o simplemente como demostración de fuerzas y poderío.

Por lo general, los participantes (hombres, mujeres y niños), liderados por el llamado “mayoral,” llegan a los alrededores del lugar en donde se realizará la ceremonia (p.e. la localidad de Macha) la noche previa al encuentro, al son de los jula julas y los charangos. Los jula julas son interpretados por un grupo de hombres conocido como waylli, los cuales van flanqueados por las mit’ani, jóvenes solteras que llevan y hacen ondear las banderas wiphala. Pasan la noche cantando, bailando, bebiendo y preparándose para las peleas que tendrán lugar al día siguiente, en plazas y calles y en los descampados que rodean al pueblo. Al mismo tiempo, los yatiri (sabios) de cada grupo realizan ofrendas a los Apus (espíritus protectores, generalmente montañas o cerros importantes) y a la Pachamama.

A la mañana siguiente entran al pueblo en una formación compacta denominada qutu (en quechua, “montón”), que intenta mostrar fuerza y unidad, para luego desplegarse en llink’u (en quechua, “curva”) una disposición en hileras que van zigzagueando. Tras escuchar misa, se encuentran con sus oponentes, invitándolos a la pelea: “puqllarina, yachanakuna, riqsinakuna”, dicen. “Juguemos (un momento), sepamos (quién es el mejor), conozcámonos (por nuestras fuerzas)”.

Para la lucha en sí, denominada takanakuy (en quechua, “golpearse mutuamente con un objeto contundente o los puños”), los contendientes se enfrentan a puñetazos y patadas. A veces llevan ñuk’us (manoplas de cuero) y anillos de metal en los dedos, y se cubren con gruesos gorros o con “monteras” (especies de cascos de cuero endurecido). Antaño se usaban palos y, sobre todo, látigos de cuero trenzado, pero en la actualidad tales instrumentos han sido prohibidos por las autoridades (lo cual no quiere decir que hayan dejado de emplearse). Generalmente se mantiene la antigua regla que dicta que los combates deben desarrollarse entre personas del mismo género y edad, de modo que pueden presenciarse luchas entre niños, jóvenes, adultos y ancianos de ambos sexos, aunque las más habituales son aquellas que se desarrollan entre varones adultos. Cuando alguien cae, es retirado rápidamente por los de su bando para evitar un posible linchamiento (algo común hasta tiempos recientes). Y cuando alguno de los dos grupos muestra una clara ventaja en el choque cuerpo a cuerpo, el combate suele equilibrarse a base de piedrazos y hondazos.

En la actualidad hay una fuerte presencia policial para evitar muertes, a pesar de que, dentro de la tradición del tinku, un deceso es el mayor sacrificio que una comunidad puede ofrendarle a la Pachamama. En ocasiones las fuerzas del orden han desalojado el “campo de batalla” a base de porras y gases lacrimógenos. Los medios de comunicación bolivianos y extranjeros que deciden cubrir el acontecimiento (más por el morbo que produce en sus audiencias que por un interés real en esta tradición indígena) han criticado duramente el tinku por su “salvajismo”, aunque en los últimos tiempos se está reivindicando esta práctica por considerársela una tradición prehispánica de auténtica raigambre boliviana.

El tinku ha sido recreado por grupos de danza y música modernos. Los bailarines realizan una coreografía que mezcla los movimientos de los que luchan y los pasos de baile empleados durante la interpretación de los jula julas y las tonadas; los músicos, por su parte, han adaptado el ritmo de la tonada, dándole un aire más "guerrero". Este “tinku” es presentado en escenarios internacionales, e incluye ropas de colores llamativos y arreglos bastante vanguardistas. Lamentablemente, y al contrario de lo que muchos desinformados tienden a pensar, este "montaje" tiene poco y nada que ver con la ceremonia original, la música que se interpreta en ella o las indumentarias que visten sus participantes.


Tinku, en Wikipedia.
Artículo. “El colorido atractivo y atrayente del tinku, sinónimo de cultura”, en La Ojhot’a, periódico del Norte Potosí.
Artículo. “Tinku”, en Danzas y fiestas originarias de Chuquisaca y Potosí.
Artículo. “Tinku, un ritual a los golpes”, en Diario del viajero.
Artículo. “Golpe a golpe”, en Clarín.
Artículo. “El tinku, combate ritual”, en Bolivia-turismo.
Artículo. “Tinkus”, en Bolivianísima.com.


Imagen 01. Pelea durante un tinku tradicional.
Imagen 02. Comuneros avanzando con sus monteras en un tinku tradicional.
Galería de fotografías del tinku tradicional de Macha (Potosí), por Lisa Wiltse [en].


Video 01. Tinku en Macha 01.
Video 02. Bolivia’s tinku festival [en].
Video 03. Tinku en Macha 02.
Video 04. Imágenes del tinku en Macha.
Video 05. Tinku en Macha 03.
Video 06. Tinku en Pocoata al son de jula julas.
Video 07. Tinku en Macha 04.
Video 08. “Thinkus de Bolivia”, por Bolivia Pacha (danza tinku moderna).
Video 08. Tinkus Tiataco y Banda Internacional Poopó bailando tinku en el Festival Boliviano 2011 (danza tinku moderna).


Imagen A.


> Arriba    |    > Tradiciones    |    > Portada    |    > In English