Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Historia de la música andina argentina
Tierra de vientos > Música > Historia | Número 06 (Jul.-Ago. 2011)
Por Edgardo Civallero

música andina de Colombia
Música andina en Colombia

La música prehispánica colombiana debió tener una fuerte presencia en el área andina del país. Sin embargo, no se han hallado más restos que los de algunos silbatos y caracolas: la mayor cantidad de instrumentos musicales arqueológicos han sido encontrados en la costa Atlántica (flautas, quenas, gaitas, ocarinas).
A pesar de estas ausencias, el trabajo de cronistas coloniales como Juan de Castellanos (“Historia del Nuevo Reyno de Granada”) permite saber que pueblos andinos precolombinos como los Chibcha (Muisca) del altiplano de Boyacá interpretaban cantos “fríos y monótonos”, aunque sus bailes eran muy coordinados. La misma fuente señala que los ritmos musicales nativos formaban parte no solo en celebraciones bélicas y religiosas o en festividades familiares, sino también durante las labores cotidianas. Indica, asimismo, que los chibchas y sus vecinos empleaban flautas, caracolas, trompetas de cerámica o metal y ocarinas, además de sonajeros, maracas, tambores, atabales y cajas.

Imagen
Muiscas, en Wikipedia.
Época precolombina (Colombia), en Wikipedia.
Libro “La música precolombina”, por Luis Antonio Escobar. En Biblioteca Digital “Luis Ángel Arango”.

Como en el resto de los Andes, la llegada de los conquistadores españoles y la introducción de esclavos africanos en el actual territorio colombiano modificaron el panorama cultural en general y el musical en particular. Los nuevos instrumentos, ritmos e idiomas se fusionaron con los indígenas pre-existentes en distintos grados y formas, dando lugar al actual repertorio andino de Colombia.
Para introducir dicho repertorio es necesario, en primer lugar, describir a las principales agrupaciones instrumentales que interpretan la mayoría de los ritmos regionales.
Por un lado se encuentra la “chirimía”, propia de la región andina sur (especialmente del departamento del Cauca), y que incluye tambor, redoblante, maracas (“gapachos”), güiro y dos características flautas traveseras de caña. Esta “chirimía” andina no debe confundirse con un conjunto homónimo de la región del Pacífico y, mucho menos, con los conjuntos de instrumentos de nombre idéntico, pero que en realidad son derivados directos de las dulzainas españolas (ver abajo).
Es una formación de hondo espíritu campesino e indígena, que conserva en su estructura la tradicional base andina de aerófonos y membranófonos, pero que cuenta además con idiófonos africanos/caribeños.

Imagen 01. Chirimía 01.
Imagen 02. Chirimía 02.
Imagen 03. Chirimía 03.
Imagen 04. Chirimía 04.
Video 01. Chirimía, departamento del Cauca 01.
Video 02. Chirimía, departamento del Cauca 02.

Otra destacada agrupación, propia de la región del altiplano cundiboyacense y el valle del río Magdalena, es la “murga”. Se trata de un conjunto de cuerdas compuesto, por lo general, por un tiple, una bandola o un requinto, y una guitarra. En un principio eran solamente dúos de tiple y requinto: los otros cordófonos se agregaron en tiempos relativamente recientes, dando lugar a tríos, e incluso a orquestas más grandes. En estos últimos casos, se suele incluir percusión e instrumentos de viento (flautas, capadores, armónicas...).
Es ésta una formación musical de características básicamente europeas, aunque presente algunos rasgos propios del entorno colombiano.

Artículo “Bandola, tiple y guitarra: de las fiestas populares a la música de cámara”, por M. E. Londoño y A. Tobón. En Dialnet.

Existen, asimismo, otros tipos de agrupaciones en los Andes colombianos. Desde la época colonial y hasta el siglo XIX se emplearon bandas de chirimías para acompañar procesiones religiosas, junto con pífanos y tamboriles. Y están los conjuntos locales de capadores (rondadores) llamados “chiflos”, y de armónicas (localmente llamadas “dulzainas”). Prácticamente todas las agrupaciones musicales andinas colombianas han incorporado instrumentos de percusión: el alfandoque (una especie de palo de lluvia), los “chuchos” o maracas, la “carraca” o quijada, y la “carrasca” o güiro, además de distintos tipos de tamboras (como el “chimborrio”), panderetas y tambores.
Los ritmos más difundidos en el área andina colombiana son el bambuco, el torbellino, la guabina y el pasillo. Sus sonidos, estilos y formas de interpretación guardan escasa o nula relación con otros ritmos de la cordillera de los Andes, razón por la cual han sido generalmente desestimados como ritmos propiamente “andinos”.
El bambuco es el género/danza más representativo del folklore colombiano. Es un ritmo de 6/8 interpretado por cuerdas o flautas, sobre el cual suelen cantarse coplas de versos octosílabos. Puede escucharse en la mayor parte de Colombia, con derivados como el bambuco fiestero, el sureño, el caucano y el patiano, y estilos como el sanjuanero del departamento de Tolima.
El torbellino, típico de los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Santander, acompaña el “baile de tres”, el “baile de la trenza” y otras muchas danzas populares escenificadas durante fiestas religiosas y familiares. Se interpreta con cuerdas, vientos y percusión, y en muchas ocasiones es el marco sonoro de coplas y romances tradicionales.
La guabina es un ritmo/danza muy extendido en los departamentos andinos, sobre todo en los de Santander y Tolima. Los instrumentos de cuerda son sus principales protagonistas, y uno de sus derivados es el bunde.
Finalmente, el ubicuo pasillo tiene en Colombia derivados como el fiestero, de salón, aarriao, arrebatao, voliao, zurrunguiao, toriao, montañero, cantinero y republicano.

Bambuco, en Wikipedia.
Torbellino (danza), en Wikipedia.
Guabina, en Wikipedia.
Pasillo, en Wikipedia.
Bunde Tolimense, en Wikipedia.
Video 01. “Mi casta”. Bambuco, por Arboleda y Valencia.
Video 02. Selección de torbellinos instrumentales.
Video 03. “Guabina huilense”. Guabina, por Garzón y Collazos.
Video 04. “Esperanza”. Pasillo, por Trío Colombita.
Video 05. Bunde tolimense.
Video 06. “El Sanjuanero”. Sanjuanero, por Garzón y Collazos.

Además, entre los ritmos andinos colombianos se encuentran la caña del departamento de Tolima, la carranga (en realidad, una fusión de varios ritmos), el porro y la trova de Antioquía, la rumba criolla y el rajaleña. En el departamento de Putumayo (fronterizo con Ecuador) se interpretan el sanjuanito, el albazo y el huayño. Y también son populares ritmos comunes a otras partes de América del Sur, como el bolero, la contradanza, la danza, el chotis, el vals, el danzón, la mazurca, el pasodoble o la polka.

Caña (género musical), en Wikipedia.
Carranga, en Wikipedia.
Porro (música), en Wikipedia.
Rumba Criolla, en Wikipedia.
Rajaleña, en Wikipedia.
Video 07. “Caña nº 1”. Caña tolimense, por Dueto Viejo Tolima.
Video 08. Porro antioqueño.
Video 09. Selección de rajaleñas.

A principios del siglo XX, varios pianistas y compositores clásicos —Emilio Murillo, Adolfo Mejía, Luis A. Calvo, Guillermo Holguín y Luis Uribe Bueno— comenzaron a incorporar bambucos, pasillos y otros ritmos nacionales en sus trabajos. Al mismo tiempo, en las escuelas de música de las grandes ciudades, y de la mano de maestros como Pedro Morales Pino y Manuel Bernal, se crearon grandes conjuntos bautizados como “liras” (p.e. la Lira Colombiana, la Lira Antioqueña), que luego serían denominados “estudiantinas” y que se dedicarían a la ejecución de música folklórica.
Entre 1930 y 1970, la interpretación de la música andina colombiana estuvo, básicamente, en manos de tríos (Trío Morales Pino, Trío Joyel) y, sobre todo, en la de “duetos típicos”. Estos últimos se convirtieron, en su época, en verdaderas instituciones artísticas que difundieron repertorios de pasillos y bambucos acompañados con instrumentos de cuerda (guitarra, tiple o requinto). Los ejemplos más conocidos son Obdulio y Julián (la primera pareja de bambuqueros de Medellín, 1930-1960), Garzón y Collazos (1940-1977), el Dueto de Antaño (Bustamante y Carrasquilla, 1941-1981), Espinoza y Bedoya (1950-2000), los Hermanos Martínez (1957-2009), Silva y Villalba (1968-1998), y Dueto Viejo Tolima (Vidales y Ballesteros, 1970-2000).
No dejó de haber, entre el público, un gusto muy fuerte por las estudiantinas (grandes agrupaciones de cuerdas y voces, directamente derivadas de las antiguas liras), por ejemplo la Estudiantina Colombia, la Bochica, la Orquesta Típica Colombiana o el Conjunto Granadino.

Obdulio y Julián, en Las canciones del abuelo.
El legado de Garzón y Collazos.
Los hermanos Martínez, en Wikipedia.
Silva y Villalba: 30 años maravillosos.
Dueto de Antaño, en Wikipedia.
Video 10. “Serenata del campo”. Bambuco, por Obdulio y Julián.
Video 11. “Flor del campo”. Pasillo, por Garzón y Collazos.
Video 12. “Flores negras”. Pasillo, por el Dueto de Antaño.
Video 13. “Asómate a la ventana”. Bambuco, por Espinoza y Bedoya.
Video 14. “Rosalinda”. Bambuco, por Los Hermanos Martínez.
Video 15. “Soy colombiano”. Bambuco, por Silva y Villalba.
Video 16. “El regreso”. Bambuco, por Dueto Viejo Tolima.
Video 17. “Alma Bogotana”, por Conjunto Granadino.

Durante ese largo y fructífero periodo destacaron compositores como Cantalicio Rojas, Jorge Villamil, Jaime Llano o Luis Carlos González; intérpretes como Jorge Ariza (requinto); y agrupaciones como Jorge Velosa y los Carrangueros de Ráquira, Los Hermanos Amado o el Grupo Occidente.

Cantalicio Rojas González, en Wikipedia.
Jorge Villamil Cordovez, en Wikipedia.
Jaime Llano González, en Wikipedia.
Luis Carlos González, en Wikipedia.
Video 18. “Guabina chiquinquireña”, por Jorge Ariza.
Video 19. “La coscojina”. Carranga, por Jorge Velosa y los Carrangueros de Ráquira.

En los 70’, la Nueva Canción Latinoamericana llegó a Colombia. Bajo la influencia de agrupaciones como Inti-Illimani y Quilapayún, surgieron varios conjuntos que buscaron fusionar la denuncia social con la música tradicional e instrumentos como el charango, la quena y la zampoña. Entre ellos destacó Chimizapagua, considerado prácticamente el primer grupo de música “andina” colombiano.

Chimizapagua, en Radio Nacional de Colombia.
Video 20. “La guaneña”, por Chimizapagua.
Video 21. “Cachipay”, por Chimizapagua.
Video 22. “Agualongo”, por Chimizapagua.
Video 23. “Recuerdos de Almaguer”, por Chimizapagua.

Desde la década de los 90’ han aparecido en Colombia numerosas propuestas sonoras nuevas, que van desde lo tradicional a lo jazzístico. Como ejemplos, cabe mencionar a agrupaciones como Raíces Andinas, Canto Andino, Grupo de Canciones Populares Nueva Cultura o Los Sikuris; conjuntos vocales e instrumentales como el Trío Nueva Colombia y Síncopa Cinco (dirigidos por Germán Darío Pérez), el Trío Palos y Cuerdas, el Plectro Trío, el Atípico Trío, el Guafa Trío y el Grupo Ébano de Medellín; duetos como Nueva Gente, Sombra y Luz, o Carmen y Milva; y solistas vocales como Luz Marina Posadas, María Olga Pineros y Carolina Muñoz (solas o dentro del grupo Secreto a voces), Niyireth Alarcón, y Juan Consuegra.

Grupo Canto Andino.
Grupo de Canciones Populares Nueva Cultura.
Los Sikuris.
Trío Nueva Colombia.
Trío Palos y Cuerdas.
Plectro Trío.
Atípico Trío.
Grupo Ébano.
Video 24. “Río del Encanto”, por Raíces Andinas.
Video 25. “Guabinas”, por Grupo de Canciones Populares Nueva Cultura.
Video 26. “Siembra la vida”, por Los Sikuris.
Video 27. “Vuela más que el viento”, por Trío Nueva Colombia.
Video 28. “Guabina pa’ los palos”, por Trío Palos y Cuerdas.
Video 29. “Florecita del camino”, por Plectro Trío.
Video 30. “Edelma”, por Atípico Trío.
Video 31. “Circunloquio”, por Guafa Trío.
Video 32. “Ojos de cielo”, por Niyireth Alarcón.
Video 33. “A pesar de tanto gris”, por Luz Marina Posadas.
Video 34. “Un tiple y un corazón”, por Juan Consuegra.

A pesar de las composiciones modernas, las fusiones con estilos foráneos y las búsquedas de caminos nuevos, el folklore andino colombiano no se despega de sus raíces: de sus canciones más antiguas y tradicionales, de los ritmos más populares y apreciados, de los bailes que sintetizan toda una identidad. Y es precisamente ese diálogo entre pasado y presente el que mantiene viva esta música y todas sus expresiones asociadas.

Música andina (Colombia), en Wikipedia.
Historia de la música andina suramericana en Colombia.
Libro “El pueblo boyacense y su folclor”, por Javier Ocampo López. En Biblioteca Digital “Luis Ángel Arango”.
El Portal de la Música Colombiana.
Bandolitis: El Portal de la Música Andina Colombiana.
Tiple colgado.