Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Cultura andina música andina
Tierra de vientos > La gente > Cultura | Número 04 (Mar.-Abr. 2011)
Por Edgardo Civallero

Los Kolla

    Hoy me’i puesto a pensar en mi pago
    orgulloso de ser un jujeño,
    hoy me’i puesto a llorar por mi tierra
    Pachamama solar quebradeño.

    Hoy me’i puesto a pensar en mi guagua
    en mis tequis, mi chola, mi perro.
    Hoy me’i puesto a cantar con mi caja,
    tal vez lejos, muy lejos del cerro.

    Hoy he visto la puna en un sueño,
    verdi, tojra, marrón, colorada,
    y sentaó al lau [de] mi apacheta,
    bien juntito a mi quena lloraba.

    Yo te’i visto Humahuaca callada,
    con tus calles angostas y claras,
    tus tapiales, pircas y antigales,
    tus ovejas, tus burros, tus cabras.

    Hoy mis ojos también si mojaban,
    cuando chajchas y bombos sonaban;
    y el erquencho en mis manos temblaba,
    y tus valles hermosos miraba.

    ¡Hoy me’i puesto a pensar en mi pago,
    ramal, punas, quebradas y valles,
    Abra Pampa, Humahuaca, La Quiaca
    Jujuycito de mi alma encantada!

    Fortunato Ramos. “Jujeñito”. De “Costumbres, Poemas y Regionalismos” (Humahuaca, 2003).
Los Kolla (también escrito Koya, Colla o Coya, aunque tales términos no tengan siempre el mismo significado) son los descendientes de un conjunto de pueblos indígenas originarios del sur de Bolivia, norte de Chile y noroeste de Argentina. Actualmente son considerados, en Argentina, como un “pueblo originario” en sí mismos, a pesar de que no hablen una lengua propia y de que muchas de sus costumbres y tradiciones sean derivados parciales y mestizos de todas las culturas.
Arqueólogos y antropólogos coinciden en señalar que los actuales Kolla son herederos de los pueblos pre-incaicos de la región: los Atacama del norte de Chile, los Omaguaca, los Tilcara, los Ocloya y algunas de las parcialidades Diaguita. Ese estrato antiguo fue influido por la presencia Inca (sobre todo por las colonias de mitimaes del pueblo Chicha) y por los pueblos Aymara del sur de Bolivia (Kolla, Lupaqa). Tras la conquista, tal amalgama de pueblos y costumbres fue cubierta por la cultura de los conquistadores europeos, incluyendo el quechua como lengua de evangelización y el castellano como idioma de uso común. Las corrientes migratorias bolivianas fueron agregando elementos con el paso de los años, configurando lo que hoy se conoce como cultura Kolla. A fines del siglo XIX, en tiempos de la Guerra del Pacífico (1879-1883), se produjo una migración de Kollas hacia Chile.
En la actualidad, este pueblo se ubica en las provincias argentinas de Salta y Jujuy y en el Norte Chico chileno (región de Atacama, valles cordilleranos de las provincias de Chañaral y Copiapó).
De acuerdo a los censos de Argentina (2004) y Chile (2002), la población Kolla asciende a 40.000 personas, la mayoría (37.000) residentes en territorio argentino. Hablan una variante local del castellano (con muchísimos regionalismos, como puede apreciarse en la poesía “Jujeñito”) y mantienen algunos rasgos clásicos de la mayoría de las culturas andinas: la minga (del quechua mink’a) o trabajo cooperativo; el sirviñaco (del quechua servinakuy) o casamiento de prueba; la señalada (marcado de animales); las apachetas (pequeños altares de los caminos); el uso ritual y cotidiano de la hoja de coca; las ceremonias asociadas al Carnaval (desentierro del puqllay, cacharpaya); los tinkunaku (encuentros de músicos y cantores); y los rituales relacionados a la Pachamama (en quechua, “Madre Tierra”), como la corpachada (dar de comer a la tierra) y la chaya (ofrecimiento del primer sorbo de una bebida a la tierra).
Sus instrumentos musicales tradicionales son el erque, el erquencho, la caja y la kamacheña, además de préstamos bolivianos como las zampoñas, las quenas, las tarkas (localmente llamadas “anatas”) y el charango, o europeos, como la guitarra y el acordeón.
Su cultura más tradicional se conserva en la puna de Jujuy (Casabindo, Susques) y en los valles más aislados de Salta (Iruya). En los últimos años, los propios cultores de la tradición Kolla y numerosos artistas argentinos han colaborado en la difusión de sus rasgos culturales entre el gran público, y los movimientos sociales indigenistas buscan recuperar tierras y derechos.

Notas sobre el poema “Jujeñito”

Pachamama. En quechua, “Madre Tierra”
Guagua. Del quechua wawa, “niño”
Tequis. Del quechua tiqi, “chicos”
Chola. En castellano regional, “mujer” (mestiza)
Tojra. Del quechua tuqru, “desteñido”
Apacheta. Del quechua apachita, “montículo de piedras que se van superponiendo, con fines oratorios, para hacer ofrendas, etc.”
Pirca. Del quechua pirqa, “pared de piedra”
Antigal. En castellano regional, “lugares donde se acumulan restos arqueológicos”
Chajchas. Instrumento musical de percusión que se elabora con las pezuñas de cabra, oveja, llama y alpaca cosidas a un trozo de tela

Kolla, en Wikipedia.
Colla, en Universidad de Concepción.

Video 01. Pueblos originarios de Argentina (Kollas).
Video 02. Documental “Pueblos originarios: Los Kolla”. Parte 01, “Migraciones y desarraigo”.
Video 03. Documental “Pueblos originarios: Los Kolla”. Parte 02, “La Tierra”.
Video 04. Documental “Pueblos originarios: Los Kolla”. Parte 03, “La tierra que camina”.
Video 05. Documental “Pueblos originarios: Los Kolla”. Parte 04, “La raíz”.