Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Fiesta andina música andina
Tierra de vientos > Tradiciones > Fiesta | Número 03 (Ene.-Feb. 2011)
Por Edgardo Civallero

Los Corazas

Los Corazas
La tradición afirma que la fiesta de los Corazas (o del Coraza) tiene su origen en San Rafael de la Laguna (cantón Otavalo, provincia de Imbabura), y que fue extendiéndose progresivamente por comunidades aledañas hasta alcanzar localidades como Peguche, Cotacachi y Otavalo. Por lo general se celebra entre el 19 y el 22 de agosto (“fiesta grande”) y en Semana Santa (“fiesta chica”), aunque hay poblaciones que la organizan también a finales de diciembre.
Se cree que, en tiempos prehispánicos, se trataba de una festividad ritual en torno a la siembra y cosecha del maíz (de ahí las fechas de la “fiesta grande” y la “fiesta chica”). Honraría a divinidades andinas como Pachakamaq, Pachamama y, sobre todo, Illapa, el dios del trueno y la lluvia. Los arqueólogos señalan que precisamente en agosto se desarrollaba el Uma Raymi incaico, la fiesta en honor a Illapa. En ella se sacrificaban llamas para implorar la lluvia, pues durante ese mes se esperaban las aguas que permitirían comenzar con buen pie un nuevo ciclo agrario.
Con la llegada de la Iglesia cristiana a los Andes, el significado de la celebración cambió, al menos exteriormente: tradiciones indígenas y formas católicas se sincretizaron. Los antropólogos Collier y Buitrón relatan la leyenda del cura de la parroquia de San Rafael, quien hizo tallar una imagen de San Luis Obispo en la vecina localidad de Ibarra y la enterró, a escondidas, cerca del muro de la iglesia. Un indígena que “acertó” a pasar por allí descubrió la estatua... precisamente un 19 de agosto, día del santo. El avispado sacerdote anunció entonces el “milagro” a bombo y platillo y logró, de esa forma, que el pueblo tuviera un santo patrono propio. Y de paso colocó las celebraciones que tenían lugar durante esas fechas (en honor a las deidades “paganas” Illapa y Pachamama) bajo la advocación de San Luis y la Virgen María, convirtiendo un rito ancestral en una fiesta patronal católica.
El evento toma su nombre del personaje central, el Coraza, un término que para algunos antropólogos sería una deformación del quechua kuraka, “cacique”. El individuo que asume el rol de Coraza se convierte, durante el tiempo que dura la fiesta (por lo general, 4 días) en rey, hospedero, anfitrión, alma, dueño y patrón de la comunidad. Vestido con una indumentaria lujosa y particular –mezcla de emperador incaico y potentado colonial-, preside todos los actos religiosos (en honor a San Luis) y profanos de la celebración, incluyendo procesiones, misas, combates rituales, comilonas, juegos, bailes y música, bebidas interminables y fuegos artificiales.
Uno de sus cometidos principales es pasear, montado a caballo y con un paraguas abierto en la mano, por todos los terrenos de cultivo. Se cree que, de esa manera, el Coraza da su bendición a la tierra y convoca la lluvia (en ese sentido, el paraguas sería un símbolo de buen agüero). En todo momento va rodeado por “ñaupadores”, “capitanes”, “yumbos” (asistentes), “soldados” y el “loa” (panegirista), danzantes con extrañas máscaras y camisolas de colores, que componen su séquito personal.
La música que acompaña las danzas en la fiesta de los Corazas ha sido, en ocasiones, denominada “yumbo”. En realidad, el yumbo es un ritmo de origen prehispánico procedente del oriente ecuatoriano (pueblos indígenas amazónicos), que se ejecuta durante celebraciones como la Yumbada de Cotocollao (Quito) y se interpreta con tambor y pingullo (pinkillo). La música de los Corazas, inconfundible, es bien diferente: se interpreta con pallas (flautas de Pan de una sola hilera) y tamboriles, y es indiscutiblemente andina.
Desde hace unos años, el Coraza está presente en las controvertidas Fiestas del Yamor de la ciudad de Otavalo, celebradas en septiembre. En ellas, el personaje se identifica, inexplicablemente, con el último regente inca, Atahualpa.

Imagen.

Fiestas Populares: El Coraza.
El Coraza, en Ballet Folklórico del Ecuador.

Foto 01.

Video 01. Ballet Folklórico Antorcha.
Video 01. “Coraza 2”, por Ñanda Mañachi.