Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Instrumentos andinos música andina
Tierra de vientos > Instrumentos > Instrumento | Número 02 (Sep.-Oct. 2010)
Por Edgardo Civallero

siku zampoña pusa phusa sikuri flauta de Pan andina instrumentos andinos
El siku

También llamado zampoña, pusa, phusa, phukuna o antara. Flauta de Pan generalmente compuesta por dos mitades, cada una de las cuales consta de una hilera de tubos huecos, abiertos por un solo extremo. Los tubos se ordenan de forma escalonada, de acuerdo a su longitud, y se sujetan mediante ataduras de hilo o lana o con la ayuda de tirillas de caña. El número de tubos oscila entre los 8 y los 10 por hilera, según la variedad de siku.
Si bien existen numerosos tipos de sikus de hilera simple, los más comunes son los de hilera doble. Originalmente cada mitad (llamadas respectivamente “arka” e “ira”) funcionaba como un instrumento independiente: cada una estaba en manos de un músico que debía combinar sus notas con el intérprete de la otra mitad para armar la canción. Esa técnica se mantiene en los ámbitos tradicionales, pero no se emplea en contextos urbanos y mestizos, en los que se considera que las dos mitades forman un único instrumento, y como tal se interpreta.
Cuando los sikus se soplan “a mitades”, cada hilera puede llevar una fila de tubos complementarios, que actúan como resonadores y le dan al sonido un timbre particular.
Por lo general los sikus se interpretan en “tropas”, grandes conjuntos instrumentales en los que participan entre 10 y 60 músicos o “sikuris”, cada uno con un instrumento (o la “mitad” de uno). Dentro de esas tropas pueden emplearse entre 3 y 7 tamaños diferentes de la misma variedad de siku. De esa forma, al combinar afinaciones diferentes del mismo instrumento, se logran armonías especiales que caracterizan cada tropa. P.e. los jula julas son sikus formados por dos hileras sin resonadores (el arka con 4 tubos, el ira con tres). La tropa de julas julas consta de cinco tamaños. De mayor a menor, se llaman orkho jula jula, mali jula jula, liku jula jula, tijli jula jula y ch’ili jula jula. Los intervalos entre los distintos tamaños son de quintas y octavas, por lo que crean armonías muy particulares. Dado que suelen tocarse “a mitades”, un músico o sikuri puede hacer sonar un instrumento con el nombre de arka orkho jula jula...
Los materiales, formas, tamaños y afinaciones cambian dependiendo de la región. Los sikus más comunes son de caña chuqui o “bambú hembra”. Los denominados “sikus o zampoñas profesionales” están afinados en Sol M (escala temperada), y presentan dos hileras de 10 y 11 tubos respectivamente.
Los nombres que reciben son diferentes de pueblo en pueblo y de provincia en provincia, por lo cual la variedad es impresionante. Entre los sikus tradicionales más conocidos se encuentran los rondadores de Ecuador, los capadores de Colombia, las antaras y pallas, el piloilo de los Mapuche y las distintas tropas de Perú, Bolivia, Argentina y Chile: laquitas, pandilleros, pusamorenos, suri sikus, jach'a sikus o toyos, sikus de Italaque, sikus de Charazani o k’antus, jula julas, chiriguanos (chiriwanus), ayarachis, ayarichis, sikus ch’allas, mimulas, kalla-machus y tabla sikus.

Sicu, en Wikipedia.
“Jula jula”. Tropa de jula julas, variedad de siku o zampoña.
“Suma sikuri”, por Sikuris Taypi Ayka. Tropa de sikus de Italaque, variedad de siku o zampoña.
“Llaqulla”. Tropa de ayarachis, variedad de sikus o zampoñas.
“Jallu lluvia” por Awatiñas. Tropa de jacha sikus, variedad de sikus o zampoñas.
Diferentes instrumentos ecuatorianos, incluyendo un rondador de plumas de cóndor y uno de caña de 14 tubos.