Tierra de vientos. Revista digital de música andina. Cabecera
Instrumentos andinos música andina
Tierra de vientos > Instrumentos > Instrumentos | Número 01 (Jul.-Ago. 2010)
Por Edgardo Civallero

Quena quenacho kamacheña instrumentos andinos flautas andinas
Los instrumentos andinos

La historia de los instrumentos musicales de los Andes se remonta a la aparición del hombre en esa región de las Américas. Las evidencias arqueológicas demuestran la presencia de flautas, silbatos, trompetas, flautas de Pan e idiófonos en culturas tan antiguas como Chavín, Nazca, Vicús, Wari, Chancay, Paracas, Mochica/Moche e Inca (Perú), Arica y Atacama (norte de Chile), Tiahuanaco/Tiwanaku y Chichas (Bolivia), Tilcara, Santa María y Yocavil (NO de Argentina), Nariño, Calima y Tairona (Colombia) y Cuasmal, Tuncahuan, Carchi, Tumaco-La Tolita y Chorrera (Ecuador), entre muchas otras. En general, se acepta que las culturas precolombinas americanas desconocían los instrumentos de cuerda, y basaban su repertorio musical en el uso de instrumentos de viento y de percusión. Además, se supone la presencia de numerosas escalas no temperadas en el seno de cada cultura.
El abordaje de los instrumentos se realizará organizándolos mediante la clasificación de Hornbostel-Sachs, que agrupa los elementos musicales en cuatro grupos: aerófonos (instrumentos de viento), cordófonos (instrumentos de cuerda), membranófonos (instrumentos de percusión con membrana o parche) e idiófonos (el resto de instrumentos de percusión).
Los aerófonos andinos son, quizás, la familia más numerosa e interesante, merced a instrumentos andinosla antigüedad de sus instrumentos y a varias de sus características más relevantes. Una de ellas es su ejecución tradicional en tropas, grandes conjuntos en los que participa toda la comunidad (hasta 50-60 músicos, acompañados a veces por grupos de danzarines). Tales tropas incluyen varios tamaños de un mismo instrumento, lo cual permite la interpretación de una misma melodía en escalas paralelas, generando armonías (generalmente de cuartas, quintas y octavas) que brindan un brillo particular al sonido final. De todas formas existen algunas variedades que se interpretan en solitario. En contextos ceremoniales han sido asociados a valores como fecundidad, lluvias y reproducción, y pueden o no ser beneficiosos dependiendo de la calidad de su sonido.
Zampoña siku flauta de pan instrumentos andinos flautas andinasDentro de los aerófonos andinos encontramos varios grupos. En primer lugar destacan las flautas de Pan (zampoñas, sikus, phusas), que componen uno de los conjuntos más grandes e importantes dentro de la organología andina. Los ejemplos más interesantes son los los sikus ch’allas (estándares, con sus tamaños chuli, malta, zanka y toyo) y los italaques, chiriguanos (o chiriwanos), ayarichis, ayarachis, jula julas, sikus k’antu o de Charazani, pusamorenos, kalla-machus, suri sikus, tabla sikus, lakitas (o laquitas), mimulas, jach’a sikus, pallas, antaras, piloilos, rondadores y capadores.
Otro grupo remarcable de aerófonos es el de las quenas (kenas, khenas o qenas, ver), en donde quedan englobadas tanto la quena “profesional” como sus variantes tradicionales: pusipías, quena quenas, choquelas, karhuanis, quenas yuras y viticheñas, ujusiris, lichiguayos (o lichiwayus), kamacheñas, quenillas, quenalis, quenachos y el célebre manchay puytu.
Las bocinas y trompetas también son parte de la gran familia de instrumentos de viento. En este grupo se incluyen pututus, wajras (huajras, waqras), erques (erkes, cornetas, cañas chapacas), chujllas, el tira tira, la wayllaqhepa, la bocina ecuatoriana, el wajra phuku y el kull kull, la trutruka y el ñolkiñ (o lolkiñ) Mapuche.Pinkillo moxeño mohoseño moseño instrumentos andinos flautas andinasEn el grupo de los pinkillos (pinquillos, pincullos o pinguyos) destacan los tradicionales: kachuiris, tarakhas, koikos, karhuanis, phunas, wiphalitas, lajha pinkillos, sorejayas, waka pinkillos, los pinkillos lulu y chatre, los mukululus, marimachos y huaycheños, el alma pinkillo, el pinguyo ecuatoriano, los rollanos, las much’as y toromes, los tokhoros, chullu-chullus y chajjes, las tarkas y anatas (potosinas, salinas, curaguaras y ullaras), los mohoceños (con sus tamaños salliba, erazo, requinto y tiple), las descomunales senqatanqanas (pinkhullus, tokhoros) y los toromes o lautas.tarka anata instrumentos andinos flautas andinasLas flautas traversas también están presentes en los Andes, aunque en menor cantidad. Pueden mencionarse la tunda ecuatoriana, las phalas, los pitos y chirimías, el pinküllwe Mapuche y las phalahuitas. El grupo de los silbatos, por su parte, incluye a las ocarinas, el wauko, el wislulu, el pirijcho, el chululu, los jantark'is (o jantarques) y la pifilka (o pifüllka) patagónica.
Además de todos estos elementos autóctonos, se interpretan en los Andes gran cantidad de instrumentos de viento de origen europeo, como la armónica y los acordeones, o bien los que componen las “bandas de cobre” (saxofones, trombones, trompetas y tubas).
Los membranófonos andinos tienen, como sus pares de viento, una larga historia. bombo wankara wankar huancara instrumentos andinos percusión andina bombos andinos Si bien sus vestigios arqueológicos son escasos, las ilustraciones incluidas tanto en las cerámicas pre-incaicas como en las tempranas crónicas hispanas reseñan su empleo. Buen ejemplo de ello son los dibujos con los que Felipe Guaman Poma de Ayala acompañó sus escritos. Acompañamiento indispensable para las tropas tradicionales de aerófonos y para los conjuntos y comparsas modernas, fueron vinculados a la tierra por su voz profunda y retumbante, asociada a las fuerzas telúricas.
Entre los más tradicionales pueden reseñarse el wankar o bombo k’antu, la wank'ara (wankara o medio italaque), la tinya, el tambor, el bombo legüero, la caja mohoseñada, la caja chayera (en sus distintas variedades), las tamboras de saya (en todos sus tamaños), el bombo tundiqui, los timbales, el bombo banda, el bombo zamba, la cajita chapaca, la caja pinkillada, la caja triangular y la caja cuadrada de los Chipaya, el redoblante o tarola y el kultrun y el caquekultrun (o kakülkultrun) de los Mapuche.
A ellos se agregaron la percusión latina (congas, bongos) y la empleada en las bandas y orquestas europeas y en los grupos de rock, jazz y reggae.
Los instrumentos de cuerda eran, a excepción de algunos “arcos musicales”, prácticamente desconocidos en las Américas hasta la llegada de los europeos en el siglo XV. De los laúdes, vihuelas, violines, rabeles y arpas que desembarcaron con los conquistadores surgieron muchas adaptaciones, dando paso al original universo de las cuerdas sudamericanas, dentro del cual los Andes tienen a uno de los protagonistas más brillantes: el charango.charango instrumentos andinos cuerda andina cordófonos andinos
Con todas sus variedades (charango sacabeño, vallegrandino y anzaldeño, rankha charango, walaycho, khonkhota o q'onq'ota, maulincho, chillador, uñancha) y sus numerosas adaptaciones (guitarrilla potosina, guitarrón vallegrandino, medianas), es uno de los instrumentos más abundantes y reconocidos. Sin embargo, también hay que nombrar al guitarrón chileno, los violines (chicheño, andino, vallegrandino), las arpas (chilena, huanca), las mandolinas, bandolines y bandurrias, el tiple, la guitarra y sus variantes (guitarra chicheña, guitarrilla chipaya), el requinto y uno de los pocos “arcos musicales” de los Andes, el kinkulkawe Mapuche.
Por último, la familia de los idiófonos engloba a todos aquellos elementos con los cuales puede generarse algún tipo de sonido útil para la música, el ritmo o la danza. Dada esta característica, cualquier elemento cotidiano, desde unas cucharas a unas tijeras, puede convertirse en un idiófono. Su variedad es apabullante: wak’allos, maracas, cascabeles, cencerros, campanas, campanillas, bastones, palos de lluvia, palos de ritmo, matasuegras, cucharas, cuchillos, tijeras, lanzas, flechas, vainas, arcos, látigos, paichachis, el triángulo (chinisco o chiñisk'u), los enormes reco-recos o güiros de la saya, los gallu gallus o espuelas del pujllay de Tarabuco, matracas, sonajeros, chaquiras, las chajchas (sonajeros de pezuñas), el sistro, las kaskawilla (o cascahuilla) Mapuche, y el trompe o arpa de boca.
matraca recoreco güiro idiófonos andinos instrumentos andinos percusión andinaLos instrumentos andinos se conservan en sus formas originales en muchísimas comunidades indígenas y campesinas, a través de todas las latitudes recorridas por los Andes. Sin embargo, en ámbitos mestizos y urbanos han sufrido profundas modificaciones (formas, tamaños, afinaciones, materiales, empleos), lo cual, lejos de convertirse en un problema, no ha hecho más que enriquecer su diversidad. Una diversidad que compone la base imprescindible de la música de los Andes.

Imágenes de Edgardo Civallero. De arriba a abajo: detalles de quena quenas; siku ch’alla (tamaño zanka) y wankara; tropa de sikus ch’alla (tamaños zanka, malta y chuli); detalle de tropa de mohoseños (tamaños sallliba, iraso y requinto); tropa de tarkas salinas y kurahuaras; detalle de parche de wankara con bordón de espinas; charango; chajchas, matraca y reco-reco.
“Sonidos de América”, en Museo Chileno de Arte Precolombino.
“Música de la vida”, en Biblioteca Luis Ángel Arango.
“La música precolombina”, en Biblioteca Luis Ángel Arango.